Groupe Renault presenta la primera isla inteligente de Francia en Belle-Île-En-Mer

Groupe Renault, Morbihan Energie, Les Cars Bleus y Enedis han unido fuerzas para crear FlexMob’île, un programa innovador destinado a acompañar la transición energética en la isla francesa de Belle-Île-en-Mer. Este ecosistema eléctrico inteligente se basa en tres actividades básicas, a saber, un programa de carsharing con vehículos eléctricos, el almacenamiento estacionario de energía solar y la recarga inteligente. FlexMob’île es muestra de que Groupe Renault continúa desarrollando el principio de islas inteligentes, el primero de los cuales fue Porto Santo en Portugal, que está en funcionamiento desde el pasado mes de febrero.

Durante los próximos 24 meses, Groupe Renault y sus socios públicos y privados desarrollarán un ecosistema eléctrico inteligente que ha sido concebido para reducir la huella de carbono de la isla y aumentar su independencia energética.

A partir de 2019, los residentes de Belle-Île-en-Mer y los visitantes de la isla tendrán acceso a una flota de vehículos eléctricos por medio de un programa de alquiler con vehículos Renault ZOE y Kangoo Z.E. Estos vehículos recibirán energía gracias a una red de estaciones de recarga ubicadas cerca de las principales atracciones de la isla.

Este nuevo servicio de carsharing aprovechará la energía excedente producida por paneles solares instalados en los techos de los principales edificios públicos de la isla. Por ejemplo, los paneles solares en la azotea de la escuela proporcionan calor e iluminación para las aulas durante la semana, mientras que la energía producida los fines de semana o durante las vacaciones escolares se utilizará para cargar los coches.

Al promover el uso de energía renovable producida localmente, FlexMob’île ofrecerá a las partes interesadas de la isla una mayor flexibilidad, al tiempo que promete ahorros sustanciales.

Por ejemplo, Groupe Renault planea proporcionar baterías de vehículos eléctricos de segunda vida para la instalación de residencias vacionales más grande de la isla. Estas baterías se usarán para almacenar la energía producida durante el día mediante paneles solares para su uso por la noche, principalmente para calentar los bungalows. Esto debería permitir que el centro extienda su temporada, que hasta ahora ha estado restringida por los costes de la calefacción central.