Growatt lanza su inversor de segunda generación para aplicaciones solares aisladas de la red

Growatt lanza su inversor de segunda generación para aplicaciones solares aisladas de la red

En el mundo actual, en islas pequeñas o en áreas rurales y en desarrollo donde el acceso a la red es limitado o incluso nulo, la energía solar sin conexión a red se convierte en la solución energética cada vez más popular para muchos. Sin embargo, existen muchos desafíos técnicos que frenan el mercado. Con el objetivo de proporcionar un acceso claro y conveniente a la energía verde, Growatt, proveedor líder mundial de inversores, se mueve para lanzar su inversor de segunda generación SPF 3000T HVM-G2 para instalaciones aisladas.

«Nuestro equipo de I+D ha incorporado tecnologías avanzadas a este producto de nueva generación, lo que lo convierte en uno de los inversores para instalaciones aisladas de la red más potentes del mercado«, dijo Lisa Zhang, directora de marketing de Growatt. «Combinado con la amplia gama de baterías de litio y soluciones de monitorización de Growatt, el inversor SPF 3000T HVM-G2 permite a los clientes tener acceso a energía limpia inteligente, fiable y sostenible«.

El inversor SPF 3000T HVM-G2 es el equipo todo en uno para sistemas eléctricos aislados de la red. Consiste en un controlador de carga MPPT incorporado, un cargador de corriente alterna y un inversor con transformador de baja frecuencia, lo que permite una sobretensión tres veces superior a la potencia nominal para soportar cargas de tipo motor o cargas inductivas. Además, gracias a su diseño optimizado y las mejoras tanto en software como en hardware, el inversor tiene una vida útil más larga y viene con una garantía de producto de 5 años como estándar. El inversor SPF 3000T HVM-G2 de Growatt también permite la entrada de energía de múltiples fuentes, como generadores, energía solar, baterías de almacenamiento y la propia red. El propietario puede utilizar la energía eléctrica de la red y el sistema fotovoltaico juntos para alimentar cargas domésticas.

El inversor puede funcionar con o sin baterías, y es compatible con las baterías de iones de litio y de plomo-ácido convencionales, incluidas las baterías de fosfato de hierro y litio (LFP) de Growatt, que son bien conocidas por su seguridad y fiabilidad. Además, está diseñado con función de la protección de desconexión de baja tensión para baterías. Cuando la tensión de la batería cae, primero desconecta las cargas no críticas del sistema para extender el tiempo de respaldo para las cargas críticas.

En comparación con otros inversores para instalaciones sin conexión a red del mercado, el inversor SPF 3000T HVM-G2 tiene una alta eficiencia líder en el mercado de hasta el 95% y una pérdida de energía mucho menor con un consumo de energía de solo 9 W en el modo de ahorro de energía, que es un 70% menos que productos de otras marcas. El inversor también tiene la función de derivación que permite al usuario omitir el funcionamiento normal del inversor y utilizar la energía de la red. Con una alta tensión de entrada solar de hasta 250 V, hace que la instalación sea mucho más fácil y también reduce los costes del BoS. El inversor se puede conectar en paralelo para hasta seis unidades para sistemas monofásicos o trifásicos para ampliar la capacidad de potencia a 18 kW.

Con más de una década de experiencia en I+D, el equipo de Growatt puede abordar los desafíos técnicos de las aplicaciones solares aisladas de la red y satisfacer las necesidades de los clientes globales. “Dado que la energía solar limpia y sostenible es mucho más barata que los combustibles fósiles, creemos que la energía solar y el almacenamiento de energía permitirán que millones de hogares alcancen su independencia energética, y estamos muy orgullosos de ser el líder tecnológico en acelerar la transición”, dijo Zhang.