Growatt se convierte en la marca número 1 mundial de inversores fotovoltaicos para el mercado solar residencial

Growatt se convierte en la marca número 1 mundial de inversores fotovoltaicos para el mercado solar residencial

Growatt se ha convertido en el proveedor número uno del mundo de inversores fotovoltaicos residenciales, con un 16,6% de cuota de mercado en 2020 según el último informe PV Inverter Market Tracker de IHS Markit. Desde su fundación en 2010, el fabricante chino se ha centrado en la generación distribuida aportando importantes ventajas competitivas sobre otras marcas del sector.

Estamos muy orgullosos de convertirnos en el proveedor número uno mundial del mercado residencial y de que millones de hogares ahora estén usando inversores Growatt para convertir la energía solar para su uso”, comenta Lisa Zhang, directora de marketing de Growatt. A lo largo de los años, la empresa ha construido una extensa red de servicio con 20 oficinas en todo el mundo para brindar un soporte local eficiente a los clientes.

La innovación en productos y tecnología es la clave del éxito de Growatt, según Zhang. El equipo de I+D de la empresa ha aportado un diseño elegante y compacto, así como funcionalidades inteligentes, seguras y fiables a su última innovación, la serie de inversores X. Los inversores de nueva generación no solo son atractivos para los usuarios finales, sino que también son muy populares entre los instaladores porque son ligeros, fáciles de instalar y tienen una función de monitorización remota que facilita el mantenimiento y reduce los costes de operación y mantenimiento.

Para el mercado solar residencial, Growatt es la mejor opción para muchos. Nuestro equipo busca la excelencia y se realizan una gran cantidad de pruebas y mejoras para garantizar que los productos instalados en todo el mundo funcionen de manera fiable”, agrega Zhang. Con más de una década de experiencia en ingeniería de calidad, Growatt ha desarrollado el sistema de ingeniería de calidad de cinco pasos, que es un enfoque integral y sistemático del control de calidad que la empresa adopta para los productos desde su etapa de diseño y desarrollo hasta la producción en serie.

De cara al futuro, Zhang cree que para las generaciones futuras, el inversor fotovoltaico se convertirá en un «electrodoméstico» imprescindible a medida que la energía solar se vuelva más accesible. “Nuestro equipo trabaja constantemente en estrecha colaboración con nuestros socios en todo el mundo para permitir que los clientes tengan un acceso claro y conveniente a la energía limpia«, concluye Zhang.