GRS abre su nueva oficina corporativa en Estados Unidos

GRS abre su nueva oficina corporativa en Estados Unidos

GRS, compañía de Grupo Gransolar, abre su nueva oficina corporativa de Estado Unidos en Dallas, Texas, de acuerdo con su estrategia de expansión internacional en países con fuerte industria de energías renovables.

La búsqueda de nuevas oportunidades de negocio de GRS consolidará su trayectoria en el continente americano, dónde ya cuenta con 21 plantas en ocho países.

Tal y como señala José Miguel Plaza, Managing Director de GRS en el país norteamericano, “apostamos por el regreso a los Estados Unidos, donde aprovecharemos el conocimiento de país, dónde ya hemos construido varias plantas fotovoltaicas con anterioridad, apoyándonos en su firme tejido industrial para contribuir, así, a sus objetivos de sostenibilidad y eficiencia energética”.

La nueva ubicación de nuestras oficinas en Estados Unidos nos permite tener un conocimiento más profundo y una mayor cercanía con los clientes a la hora de cubrir todas las necesidades de proyectos fotovoltaicos y de almacenamiento de energía a gran escala, desde la ingeniería hasta su operación y mantenimiento. Queda reflejado, de esta manera, nuestro objetivo principal de aumentar nuestra cartera de proyectos fotovoltaicos y BESS en Estados Unidos. «En GRS tenemos la convicción y el compromiso de contribuir a la NDC presentada por Estados Unidos a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Buscamos lograr una economía 100% limpia y alcanzar las emisiones netas cero en 2050”, señala Plaza.

Actualmente, Estados Unidos cuenta con 292.065 MW de potencia instalada renovable, según refleja el anuario estadístico de la capacidad renovable realizado por la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) de 2021. Asimismo, sus políticas de sostenibilidad y eficiencia energética le convierten en uno de los países con mayor influencia renovable y con los objetivos de sostenibilidad más ambiciosos a nivel mundial.

Según explica Plaza, «la energía solar es más asequible, accesible y prevalente que nunca en Estados Unidos. Se necesitan avances tecnológicos y soluciones innovadoras para aumentar la eficiencia, reducir los costes y permitir que las empresas de servicios públicos confíen en la energía solar para la carga de base. De ahí, que consideremos fundamental ampliar nuestro negocio y adelantarnos a los acontecimientos para mejorar la rentabilidad de cada proyecto”.

En este nuevo ciclo, la compañía estima un crecimiento de 2 GW instalados en los próximos 4 años.