Hannover Messe. Infraestructura para la electromovilidad

Fabricantes y proveedores de infraestructura de recarga presentarán sus innovadores portafolios de productos en Hannover Messe. Una de esas compañías es Mennekes Elektrotechnik, con sede en la región de Sauerland: “2019 va a ser un año muy emocionante para nosotros“, dice Alfred Vrieling, Jefe de Ventas de Mennekes. “El fabricante americano de automóviles Tesla lanzará su Modelo 3 en el mercado alemán, y veremos qué sucede entonces.” Vrieling es optimista sobre el futuro, ya que contempla que la revolución de la movilidad está a la vuelta de la esquina: “Cuando la movilidad eléctrica realmente despegue definitivamente, seremos parte de ello“. Además del mercado nacional, la compañía de tecnología de Siegen tiene a toda Europa en la mira, con Noruega, Suiza, Suecia y Holanda actualmente haciendo todo lo posible para promover la movilidad eléctrica.

Pero el crecimiento del mercado depende de la continua expansión de la infraestructura. Además de desarrollar enchufes y conectores adecuados, Mennekes se ha concentrado durante años en la instalación y el servicio de puntos de recarga. “Solo se hace un viaje en vehículo eléctrico si se sabe que es fácil recargar la batería cuando se llega a destino“, dice Vrieling, quién conduce un vehículo eléctrico y, por lo tanto, sabe de qué habla. “Antes de que la gente realmente adopte el vehículo eléctrico, es necesario generar confianza y garantizar una mayor continuidad y disponibilidad“. Y lo que también necesitamos con urgencia, argumenta Vrieling, son “tarifas fijas acordadas entre proveedores y operadores de puntos de recarga“. Como él continúa señalando, esto requerirá algún tipo de legislación gubernamental para evitar el caos en el futuro.

Hablando de la participación del gobierno: la Plataforma Nacional para la Electromovilidad (NPE) ha calculado que Alemania necesitará 70.000 puntos de recarga pública y 7.100 puntos de recarga rápida para 2020. El gobierno federal ha asignado 300 M€ de financiación hasta 2020 para la ampliación de la red de recarga pública para satisfacer la demanda creciente. Lo que aún es incierto es cómo la red eléctrica de hoy enfrentará la creciente demanda y cómo la infraestructura necesaria puede estar disponible tanto en las principales zonas urbanas como en las conurbaciones.

Una vez que las redes eléctricas estén completamente digitalizadas, los expertos de la industria confían en que el mercado de la movilidad eléctrica crecerá rápidamente. Ya existe una demanda de tecnologías inteligentes de este tipo que empresas como ABB y Phoenix Contact mostrarán en la próxima edición de Hannover Messe en abril. Como se necesita más espacio de estacionamiento para recargar los vehículos eléctricos, los tiempos de recarga en el mundo real tendrán que ser lo más cortos posible. Esto significa que los paquetes de baterías de los vehículos eléctricos deberán cargarse con una corriente de hasta 500 kW para recibir una recarga suficiente para un rango de 100 km en un plazo de tres a cinco minutos. “Necesitaremos suficiente energía para hacer frente a estas altas capacidades de carga, y una forma de hacerlo podría ser proporcionar instalaciones locales de almacenamiento de energía“, explica Eva von der Weppen, responsable de prensa de Phoenix Contact.

Esto hace posible reducir la carga conectada del parque de carga al mínimo requerido, por lo que siempre hay suficiente energía disponible en las estaciones de servicio de las autopistas, por ejemplo. Además, estas estaciones de recarga deben poder entregar altas capacidades de carga al vehículo eléctrico de forma segura y conveniente. Ya ofrecemos una solución comercial viable, en la forma de nuestros cables de carga HPC (Carga en Alta Potencia) refrigerados“, señala von der Weppen. Esto presupone, agrega, “que los paquetes de baterías de los vehículos eléctricos pueden aceptar altas capacidades de carga, y que han sido diseñados para un número suficiente de ciclos de carga para asegurar una larga vida útil. Se necesita más trabajo para resolver estos problemas técnicos“.

ABB también está trabajando en la infraestructura de recarga. En la edición de Hannover Messe del año pasado, ABB presentó su estación de recarga Terra High Power, con una capacidad de hasta 350 kW. Esto es capaz de entregar una carga suficiente para un rango de 200 km en solo ocho minutos, lo que hace que el último modelo de gama alta de ABB sea ideal para el uso en áreas de servicio de autopistas y estaciones de servicio. Como resultado, este producto de ABB se está instalando cada vez más en todo el mundo, por lo que ya hay miles de estaciones de recarga rápida en funcionamiento en 60 países. Esto convierte a ABB en uno de los principales proveedores mundiales de soluciones de recarga en corriente continua: tecnologías de recarga diseñadas para la electrificación no solo de automóviles, sino también de autobuses, camiones, barcos, ferrocarriles y teleféricos.

Hannover Messe es el lugar perfecto para que ABB y otros expositores, contacten con clientes de todo el mundo y, de este modo, impulsen la revolución de la movilidad impulsada por las energías renovables.