Hidrógeno, la herramienta necesaria para la descarbonización

FuturENERGY Dec. 19 - Ene. 2020

Hoy en día, el mundo tiene cada vez más claro que ha de caminar hacia una descarbonización de los distintos sectores, que le permita afrontar de una manera sostenible un futuro en el que se va a demandar más energía y en el que más habitantes van a poblar nuestro planeta. Es por ello que, en la Cumbre del Clima (COP25), celebrada hacia el final del año pasado, en Madrid, muchos países, gobiernos e instituciones, apuntaban y ponían fecha a una descarbonización total; es decir, ha empezado a plantearse como un objetivo real la completa eliminación de las emisiones de CO2 en los diferentes sectores económicos. Por Javier Brey Sánchez. Presidente de la Asociación Española del Hidrógeno (AeH2).

En este sentido, coincidiendo con la COP25, se anunciaba, a nivel europeo, el “Green Deal”, cuyo principal objetivo es alcanzar la neutralidad climática en Europa en 2050. En este Pacto se identifican cuatro sectores clave a descarbonizar para asegurar dicho objetivo (producción y uso de energía, sector residencial, transporte e industria), sectores donde el hidrógeno tiene potencial para contribuir a la descarbonización.

Es conveniente fijarse en el matiz de “nulo”, o “cero” para referirse a las emisiones. Hasta ahora, los objetivos habían sido siempre de reducir, hasta un tanto por ciento, las emisiones de los distintos sectores; sin embargo, ya empieza a establecerse un horizonte para el cual esas emisiones deben ser eliminadas por completo. Es cierto que ese horizonte aún parece lejano, hablándose de 2040 o 2050, en función del sector y la geografía, pero, qué duda cabe, la humanidad se enfrenta ahora a un reto muy ambicioso.