Iberdrola acredita con blockchain que la energía suministrada y consumida es 100% renovable

Iberdrola ha culminado un proyecto que contribuirá a acelerar el proceso de descarbonización al acreditar con tecnología blockchain que la energía suministrada y consumida por el cliente es 100% renovable. Esta primera experiencia de acreditación del origen renovable de la energía suministrada en tiempo real se ha desarrollado con la entidad financiera Kutxabank, que ha podido trazar la procedencia de la energía suministrada por Iberdrola, desde el activo de generación hasta el punto de consumo.

La energía renovable ha sido generada por los parques eólicos de Oiz (Vizcaya) y Maranchón (Guadalajara, Castilla-La Mancha) y la central hidroeléctrica de San Esteban (Orense, Galicia) y el consumo de energía limpia, procedente de estos activos, ha sido realizado en las sedes de Kutxabank y Cajasur, en el País Vasco y Córdoba.

Trazabilidad, inmediatez y ahorro de costes

La tecnología blockchain permite asignar de forma ágil los activos que suministraran energía al punto de consumo e, incluso, establecer una jerarquía de prioridades en las fuentes de origen. Asimismo, elimina intermediarios ya que los contratos inteligentes bajo los que se trabaja se autoejecutan cuando las dos partes cumplen lo firmado, simplificando así el proceso, eliminando costes y favoreciendo la privacidad.

Con esta iniciativa, se aceleran y automatizan los procesos de certificación de energía renovables, se obtiene un mayor grado de trazabilidad de la certificación y más transparencia y seguridad en la transacción, que queda registrada en la plataforma de forma inamovible, de tal forma que todas las partes pueden auditar sus resultados.

Para realizar esta iniciativa, Iberdrola se ha apoyado en Energy Web Foundation, una plataforma de blockchain, escalable y de código abierto, diseñada para las necesidades regulatorias, operativas y de mercado del sector energético. Asimismo, ha desarrollado un entorno web amigable que permite consultar a los clientes los datos relativos al proceso e identificar desde qué plantas se produce y se toma la energía verde que se consume.

Energía verde y grandes empresas

Acreditar el origen renovable de la energía es crítico para los contratos de compra venta a largo plazo, asociados al crecimiento del mercado de contratación corporativa de energía verde. En julio, Iberdrola alcanzaba con Kutxabank un acuerdo de compraventa de energía a largo plazo para el suministro de electricidad en base a activos renovables. En este caso, el suministro de energía procederá de la planta solar Nuñez de Balboa que Iberdrola construye en Extremadura, el mayor proyecto fotovoltaico de Europa.

Iniciativas con blockchain

Iberdrola ha desarrollado diferentes iniciativas con blockchain. Así por ejemplo, la compañía participa junto a otras empresas del sector en un proyecto para probar operaciones de compraventa basadas en la tecnología blockchain en los mercados mayoristas de energía y gas natural.

A través de esta iniciativa se consigue realizar operaciones entre dos agentes (peer-to-peer) sin necesidad de una tercera parte o intermediario. Estos agentes comprarán y venderán energía de manera directa, sin mercado organizado, y sus transacciones se registrarán en la plataforma de forma anónima y encriptada para que se puedan verificar por el resto de actores.

En su negocio de distribución, las iniciativas con blockchain están orientadas principalmente a certificar la información sobre eventos de la red con potencial afección a clientes. De esta forma, no solo se da un paso más en el proceso de digitalización de la red, sino también en los ámbitos de la calidad del servicio y la atención a clientes.