Iberdrola, Disfrimur e Ingeteam desarrollarán el primer Corredor Mediterráneo para transporte pesado 100% eléctrico

Iberdrola, Disfrimur e Ingeteam desarrollarán el primer Corredor Mediterráneo para transporte pesado 100% eléctrico

Iberdrola lidera el proyecto que desarrollará el primer Corredor Mediterráneo para el transporte pesado por carretera, 100% eléctrico, junto a la compañía de transporte y logística Disfrimur y la empresa especializada en electrónica de potencia, Ingeteam.

La iniciativa incluye tres ámbitos de actuación: la adquisición de camiones pesados de hasta 40 toneladas 100% eléctricos; el desarrollo de infraestructura de recarga pública, tanto la instalación de puntos de recarga en las bases logísticas de Disfrimur -abiertos también a uso público-, como en otras estaciones dotadas de cargadores de muy alta potencia para el trayecto interurbano; así como el despliegue de red eléctrica inteligente para dar servicio a estos cargadores, asegurando la máxima eficiencia.

El proyecto completaría el primer Corredor Mediterráneo para el transporte pesado 100% eléctrico, que discurriría por la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana, aunque el objetivo de sus promotores incluye su extensión al resto de corredores de mercancías del país en próximos años.  

Las estaciones de recarga eléctrica se situarían en los centros logísticos de Disfrimur en Sangonera La Seca (Murcia) y San Isidro (Alicante). Posteriormente, el primer Corredor Mediterráneo eléctrico continuaría su desarrollo con el despliegue de cargadores en ruta y en otras bases logísticas de Disfrimur, cubriendo la totalidad del trayecto Benicarló (Castellón) – Puerto Lumbreras (Murcia). Un total de más de 450 km de rutas de transporte de mercancías libre de emisiones.

La iniciativa es pionera también en el desarrollo y uso de cargadores eléctricos de muy alta potencia, de hasta 1 MW, una tecnología en proceso de estandarización. El desarrollo de este punto de recarga seguirá el futuro estándar MCS (Megawatt Charging System), orientado a la carga rápida de vehículos pesados, como camiones o autobuses. Con ello, se podrán cargar vehículos con baterías de 200-600 kWh de capacidad en 20-30 minutos. Para ello se elevará la tensión de carga hasta 1.500 V y corriente de más de 1.000 A.

Este tipo de infraestructura permitirá velocidades de recarga en ruta muy elevadas, imprescindibles para la electrificación del transporte de mercancías de larga distancia o para servicios de distribución de mercancías 24/7. De este modo, la iniciativa -presentada al programa Next Generation EU– se constituye un referente en materia de empleo de cargadores de muy alta potencia, que revolucionarán el transporte de mercancías por carretera a corto y medio plazo.

Alianzas y suma de capacidades

Para el desarrollo de este proyecto, Iberdrola ha promovido alianzas, que le permiten sumar capacidades en el ámbito del transporte, con Disfrimur, y la electrónica de potencia, con Ingeteam, la empresa encargada de la fabricación del nuevo cargador de alta potencia. La institución Transport & Environment, por su parte, colaborará en el análisis y la validación técnica de esta propuesta pionera.

Iberdrola desarrollará nuevas soluciones inteligentes de servicios de movilidad eléctrica para transporte pesado por carretera, incluyendo el proyecto de instalación de los cargadores ultra-rápidos, que den servicio a los camiones eléctricos en el corredor, así como su explotación y mantenimiento. Ingeteam, por su parte, será la empresa encargada de la fabricación y suministro de este tipo de cargadores de gran potencia.

La iniciativa requerirá además del desarrollo de una infraestructura de red eléctrica inteligente para dar servicio a estos cargadores, asegurando la máxima eficiencia, que será proporcionada por la compañía distribuidora de Iberdrola, i-DE. En estos proyectos, la distribuidora contribuye como facilitador de proyectos energéticos, asesorando entre otros servicios sobre la óptima selección de ubicaciones de la infraestructura.

Inversiones para acelerar la descarbonización y la reactivación económica

Iberdrola sigue apostando por la electrificación del transporte en su estrategia de transición hacia una economía descarbonizada, como palanca clave para la reducción de las emisiones y la contaminación, así como para la recuperación verde de la economía y el empleo.

La compañía despliega un plan de movilidad sostenible, que prevé la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga, tanto en hogares, como en empresas, así como en vía urbana, en ciudades y en las principales autovías en los próximos años.

Iberdrola lleva dos décadas liderando la transición energética, actuando como agente tractor clave en la transformación del tejido industrial y la recuperación verde de la economía y el empleo.

Para ello, la compañía ha lanzado un plan de inversión histórico de 150.000 M€ en la próxima década -75.000 M€ hasta 2025-, con los que triplicará su capacidad renovable hasta casi los 100.000 MW, duplicará los activos de redes y aprovechará las oportunidades de la revolución energética que afrontan las principales economías del mundo.

Tras inversiones de 120.000 M€ en los últimos veinte años, Iberdrola es líder en energía renovable con más de 35.000 MW instalados en el mundo; un volumen que convierte a su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.

La estrategia de inversión en energía limpia y redes llevará a Iberdrola a ser una compañía neutra en carbono en Europa en 2030.