Iberdrola e Ingeteam apuestan por el almacenamiento como tecnología clave para la transición energética

Iberdrola e Ingeteam apuestan por el almacenamiento como tecnología clave para la transición energética
Vista de dos estaciones de potencia y un contenedor de baterías en la subestación de Abadiño, Vizcaya

El 4 de marzo se celebra el Día Mundial de la Ingeniería para el Desarrollo Sostenible. Una fecha que nos recuerda el momento crítico en el que nos encontramos si queremos alcanzar los objetivos de cero emisiones en 2050. El almacenamiento con las tecnologías renovables juega un papel clave para avanzar en la transición energética y en la electrificación de la economía. Su integración en el sistema eléctrico del futuro aportará grandes ventajas como flexibilizar y optimizar el uso de la energía disponible, mejorar la calidad del suministro de electricidad, integrar la energía generada por fuentes renovables y asegurar la estabilidad y fiabilidad de la red. Disponer de sistemas de almacenamiento de energía permite (entre otras cosas y como aplicación más básica) almacenar la energía excedentaria en momentos de mucha producción y baja demanda, y disponer de la energía almacenada en momentos de producción insuficiente y alta demanda.

En este sentido, Ingeteam no se limita a suministrar la electrónica de potencia, las baterías y el resto de equipos asociados, sino que representa la figura de un socio tecnológico flexible y competitivo capaz dar solución a las necesidades de su cliente en todos los sectores y aplicaciones en los que su cliente esté presente, y en todas las fases de desarrollo del proyecto.

La experiencia acumulada por Ingeteam a lo largo de estos 50 años como referente en electrónica de potencia y pionera en la electrificación de la sociedad, le ha posicionado como socio estratégico de Iberdrola en el sector del almacenamiento en los más diversos entornos y aplicaciones en los que Iberdrola es referente mundial:

  • Microrredes: Guadalix (175 kW/333 kWh). Sistema de pruebas para funcionar tanto en modo aislado como conectado a la red, gestionando la energía fotovoltaica, tres recursos diferentes de almacenamiento y diferentes cargas.
  • Red de distribución: Caravaca (1,3 MW/3,1 MWh). Primer sistema de almacenamiento con baterías para redes de distribución en España. Este sistema es capaz de funcionar tanto en modo conectado a la red como en modo aislado, y lleva a cabo estrategias de soporte de red.
  • Generación eólica: Whitelee (50 MW/50 MWh). Sistema de almacenamiento con baterías asociado al mayor parque eólico del Reino Unido (540MW). Abadiño (6 MW/3,5 MWh). Primer sistema de almacenamiento asociado a un parque eólico en Vizcaya. Estos proyectos llevan a cabo estrategias de soporte de red.
  • Generación fotovoltaica: Campo Arañuelo III (3 MW/9 MWh). Primer sistema de almacenamiento con baterías en una planta fotovoltaica en España. Las baterías se instalaron en el interior de la planta, en modo DC-coupling, lo cual significa que las baterías se cargan directamente desde los paneles solares, sin necesidad de convertir la corriente continua en alterna y viceversa. Esto permite un mayor aprovechamiento de la energía solar en las horas de máxima producción por el sobredimensionamiento habitual de las plantas fotovoltaicas (Clipping Recapture).
  • Redes / Regulación de frecuencia: Barnesmore (3 MW/2,5 MWh). Sistema de almacenamiento en Irlanda para participar en la regulación de frecuencia de la red.
  • Generación: Puertollano (5 MW/20 MWh). Sistema de almacenamiento con baterías asociado a una planta fotovoltaica para la producción de hidrógeno verde. El sistema de baterías se utiliza en combinación con la planta fotovoltaica. De esta manera, se consigue ampliar la disponibilidad de la energía de origen solar para la producción de hidrógeno verde mediante electrólisis. A su vez, en este proyecto, el hidrógeno verde se usa para la fabricación de fertilizantes.
Vista del contenedor de baterías de 45 pies instalado en la planta fotovoltaica de Campo Arañuelo