Iberdrola, Grupo Volkswagen y SEAT refuerzan su alianza para acelerar la electrificación en España

Iberdrola, Grupo Volkswagen y SEAT refuerzan su alianza para acelerar la electrificación en España

Iberdrola, SEAT y Grupo Volkswagen refuerzan su apuesta por la movilidad eléctrica con la firma de una alianza estratégica para dar un nuevo impulso a la electrificación en España. El acuerdo de colaboración tiene como principales objetivos suministrar energía renovable en la cadena de valor del vehículo eléctrico, desarrollar y crear una red de infraestructura de recarga pública.

En primer lugar, este plan estratégico contempla el suministro de energía renovable a las instalaciones del Grupo Volkswagen en la Península Ibérica. Así, el Grupo Volkswagen da un paso adicional en su objetivo de convertirse en una compañía neutral para el medio ambiente en 2050, en línea con lo que marcan los Acuerdos de París. El acuerdo convierte a Iberdrola en el socio energético de referencia, que permitirá al Grupo de automoción alcanzar estos objetivos.

La alianza, extensible a otros países, contempla también el suministro de energía con garantías de origen renovable (GdO) y de otras soluciones energéticas a los clientes finales del Grupo y su red de concesionarios.

Otro de los ámbitos clave de actuación del acuerdo para impulsar la electromovilidad será la contribución al desarrollo de la infraestructura de recarga en el país. Los tres socios estiman que, teniendo en cuenta la evolución prevista del parque de vehículos eléctricos en España, se necesitaría el despliegue de una red de alrededor de 350.000 puntos de recarga pública urbana e interurbana a 2030. Iberdrola despliega un plan de infraestructura de recarga pública que asegurará una capilaridad suficiente de puntos de recarga, incluyendo carga rápida y ultrarrápida (HPC), para dar servicio a los principales corredores y ciudades del país.

Iberdrola: La electrificación, base del crecimiento y la economía verde

Iberdrola lleva dos décadas demostrando que la transición energética puede actuar como agente tractor clave en la transformación del tejido industrial y en la recuperación verde de la economía y el empleo.

Para ello, ha lanzado un plan de inversión histórico de 150.000 M€ a 2030 -que será de 75.000 M€ a 2025- con el que triplicará la capacidad renovable y duplicará los activos de redes y aprovechará las oportunidades de la revolución energética que afrontan las principales economías del mundo. En España, estas inversiones se elevan a cerca de 14.300 M€ para 2025.

Después de inversiones de 120.000 M€ desde 2021, Iberdrola es un líder energético global con una capacidad renovable instalada de 35.000 MW, que convierte a su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.

La compañía despliega un plan de movilidad sostenible, con el que intensificará la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los próximos años, priorizando estaciones de alta eficiencia en corredores y autovías, tanto en España como en otros países europeos.

Con unas emisiones de 98 grCO2/kWh en 2020, que son ya dos tercios inferiores a la media europea, la estrategia de inversión en energía limpia y redes llevará a Iberdrola a ser una compañía “neutra en carbono” en Europa en 2030.

Grupo Volkswagen y SEAT, impulsando la electrificación en España

Este acuerdo se enmarca dentro del trabajo que el Grupo Volkswagen y SEAT S.A. vienen desarrollando en los últimos meses para relanzar la industria española del automóvil basándose en principios como la modernización, el valor añadido, la competitividad, la digitalización, la inclusividad y la formación.

Para acelerar el desarrollo de un ecosistema de movilidad eléctrica, el Grupo Volkswagen y SEAT S.A. quieren liderar un proyecto que sirva de tractor de grandes y medianas empresas, con la colaboración de organizaciones clave de diferentes sectores y con un gran potencial de generación de empleo, especialmente para los jóvenes.

Con la segunda mayor industria de producción de automóviles de Europa, España tiene una gran responsabilidad en alcanzar los objetivos del Pacto Verde Europeo en 2030. Para ello, es fundamental que España acelere la creación del ecosistema del vehículo eléctrico, estimule la demanda y desarrolle la infraestructura pública de recarga.