IDTechEx analiza cómo serán más competitivas las tecnologías del hidrógeno en el futuro

IDTechEx analiza cómo serán más competitivas las tecnologías del hidrógeno en el futuro

¿Por qué la gente debería comprar un coche de hidrógeno si apenas se opta por los eléctricos? A pesar de un nivel generalmente alto de voluntad de ser «ecológicos» (no contaminar, reciclar tanto como podamos y apagar las luces lo antes posible), muy pocas personas comprarían un automóvil eléctrico, y solo con importantes subvenciones gubernamentales. El conductor medio seguirá optando por un vehículo diésel cómodo, agradable y más económico. Entonces, ¿por qué debería alguien elegir un automóvil de pila de combustible, si ni siquiera puede cargarlo en casa, y casi en ninguna parte debido al número limitado de estaciones de repostaje de hidrógeno (hidrogeneras)? En esta etapa de desarrollo de las tecnologías del hidrógeno parece que no lo harán.

A pesar de estas limitaciones, se habla mucho de camiones de hidrógeno, automóviles, trenes y, a veces, incluso de aviones de hidrógeno. Entonces, ¿de dónde viene este interés por el hidrógeno? ¿Cómo serán las tecnologías del hidrógeno más competitivas en el futuro?

Para responder a estas preguntas, IDTechEx investigó primero el enfoque hacia la economía del hidrógeno que están adoptando diferentes países en su informe, «La economía del hidrógeno, las pilas de combustible y los métodos de producción de hidrógeno«. Luego, para comprender realmente cómo se producirá el hidrógeno a gran escala, IDTechEx investigó el mercado emergente y de rápido crecimiento de los electrolizadores, mostrando sus resultados en el informe «Producción de hidrógeno verde: Mercados de electrolizadores 2021-2031«.

Al abordar las diferentes tecnologías de electrolizadores, compararlas e investigar a los usuarios finales, IDTechEx proporciona una visión completa del mercado actual del hidrógeno, mostrando dónde se utilizará inicialmente el hidrógeno y con qué sistema de electrolizador.

Europa, en particular, ha mostrado un gran interés en la adopción de sistemas de hidrógeno. La razón por la cual el hidrógeno es fuertemente abordado por ciertos países viene dada por la capacidad de este gas para descarbonizar industrias donde su electrificación es difícil de alcanzar. Entre estos sectores, los sectores del amoníaco y las refinerías son los mayores consumidores de hidrógeno y las industrias del futuro como la producción de acero verde.

La gran adopción de sistemas de electrolizadores conducirá a un aumento de la producción, disminuyendo el coste de los electrolizadores y, por lo tanto, reduciendo el coste del hidrógeno.

IDTechEx cree que la adopción de hidrógeno en el sector automotriz será principalmente una consecuencia de la gran producción de hidrógeno. Cuando se pueda producir hidrógeno verde en masa, alcanzando un coste competitivo con los combustibles convencionales, junto con una red de hidrogeneras, se extenderá la adopción de vehículos eléctricos de pila de combustible (FCEV). El proceso estará impulsado por los subsidios gubernamentales para alcanzar el nivel de competitividad requerido de antemano, aunque con el nivel actual de desarrollo aún es inviable.

Actualmente, la mayoría de hidrogeneras se desarrollan para uso privado o para usos finales específicos, como camiones de basura.

En opinión de IDTechEx, los primeros segmentos en adoptar hidrógeno en los próximos años serán los mayores consumidores de hidrógeno industrial que necesitan alcanzar un mayor nivel de descarbonización. Si bien pueden ser los primeros, es importante resaltar que cada región y país presenta características y requisitos diferentes. Por tanto, mientras que en Europa se ha propuesto una política sólida hacia la adopción del hidrógeno verde, otros países podrían favorecer la adopción del hidrógeno azul debido a una mayor competitividad.

España muestra un gran interés por el amoniaco, y en particular el amoniaco verde: producido a partir del hidrógeno verde. En Francia, también se ha anunciado un hub de hidrógeno con una red de estaciones de repostaje de hidrógeno en relación con el potente sector de la automoción en el país. Alemania, uno de los primeros en adoptar el hidrógeno, presenta una de las redes de hidrogeneras más grandes del mundo, junto con proyectos de inyección de hidrógeno en las redes de gas, centros de producción de hidrógeno verde y adopción de hidrógeno en aplicaciones industriales. Italia aún no ha anunciado su estrategia de desarrollo de hidrógeno, pero debido a la posición estratégica del país que une a la UE con el continente africano y su conexión con el gasoducto de África, será probablemente uno de los impulsores de la inyección de hidrógeno en los gasoductos existentes.

En general, el mercado del hidrógeno apenas está comenzando, y durante los próximos diez a veinte años se definirá el esquema del mercado, mostrando los principales actores involucrados y qué sectores dominarán la adopción del hidrógeno.