Ignacio Aguado partidario de incentivar y no de imponer la instalación de recargas eléctricas en las gasolineras

Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, tras una reunión de trabajo con responsables de AEESCAM (Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de la Comunidad de Madrid), se ha mostrado partidario de incentivar y no de imponer u obligar, como tiene intención el Gobierno, a las estaciones de servicio con más de 5 millones de litros de venta la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos bajo la amenaza de una multa de 30 millones de euros, según recoge el borrador de un proyecto de ley sobre Cambio Climático que está preparando el Ministerio de Transición Ecológica.

La reunión, celebrada a petición de Ciudadanos, se ha desarrollado en la sede de AEESCAM y han participado, además de Ignacio Aguado, el diputado en la Asamblea de Madrid, Juan Rubio, por parte de Ciudadanos; por parte de AEESCAM, su presidente, Ignacio Arellano, y su secretario general, Víctor García Nebreda.

Aguado ha agradecido que se haya celebrado la reunión en la que se ha realizado un repaso de los principales problemas del sector como son, entre otros, la proliferación de gasolineras desatendidas con perjuicio para la seguridad, el empleo, los derechos de los consumidores y el acceso de personas con discapacidad, y la necesidad de actualizar algunas leyes y normativas que afectan a las gasolineras que se han quedado obsoletas en la Comunidad de Madrid.

Incentivos, no imposiciones

El portavoz de Ciudadanos ha coincidido con los representantes de AEESCAM en rechazar que las gasolineras tengan la obligación de instalar puntos de recarga para coches eléctricos, con una inversión a cargo del empresario y una rentabilidad nula por el escaso volumen de vehículos eléctricos en el mercado actual y ha asegurado que “soy partidario de los incentivos, en lugar de imposiciones y obligaciones, con ayudas directas o deducciones fiscales”.

Aguado ha recalcado la relevancia del sector de estaciones de servicio para la movilidad de los madrileños y ha recordado que en los presupuestos de la Comunidad de Madrid “se han previsto dos millones de euros como ayudas directas para la instalación de este tipo de puntos de recarga eléctrica para que eso contribuya a tener una movilidad más sostenible en la Comunidad de Madrid, no a golpe de imposición si no a golpe de incentivo y de sensibilización”.

Por su parte, Ignacio Arellano ha asegurado que el Gobierno no se ha puesto en contacto con representantes del sector a la hora de elaborar el borrador del proyecto de ley sobre Cambio Climático y desarrollar normas para obligar a las gasolineras a instalar puntos de recarga eléctrica y ha manifestado su disconformidad con la intención del Gobierno de “obligar a un sector privado a realizar unas inversiones que no se consideran necesarias en este momento, que no van a ser rentables por la escasa demanda del mercado y porque esos puntos pueden quedarse obsoletos en poco tiempo por el avance de las tecnología ” y ha advertido que “si esta intención del Gobierno sale adelante en el Congreso, la recurriremos, aunque esperamos que el texto se rectifique ante las protestas del sector, incluidos los sindicatos”.

Arellano ha asegurado que “los empresarios acometeremos esas inversiones cuando el mercado así lo demande porque nosotros estamos interesados en seguir sirviendo energía, cualquier tipo, para la movilidad de los vehículos, la que sea. Ya tenemos acuerdos con empresas para instalar puntos de recarga eléctricos, pero no tiene sentido que nos obliguen a hacerlo”.

Los representantes de AEESCAM se han mostrado agradecidos por el interés de Ciudadanos y sus responsables por conocer la situación de un sector tan estratégico, compartir los diversos problemas y establecer una relación profesional que sirva para ofrecer el mejor servicio posible para los intereses de los ciudadanos. Una iniciativa que los responsables de las gasolineras atendidas y seguras están dispuestos a extender a todos los partidos políticos.