IK4-IKERLAN se afianza como centro de referencia en el ámbito de la energía y transporte eléctrico

El centro tecnológico IK4-IKERLAN contará con una participación destacada dentro de la apuesta de la Unión Europeapor buscar nuevas soluciones a los principales retos del ámbito de la gestión y el almacenamiento energético. Este apoyo de la Unión Europea avala la capacidad de transferencia tecnológica a las empresas más reconocidas de nuestro entorno como CAF, Vectia (filial de Grupo CAF), Orona, Fagor Ederlan, Iberdrola Renovables y Cegasa.

En concreto, la entidad de Arrasate-Mondragón será el aliado tecnológico de los proyectos Ghost y Assured, que buscan desarrollar nuevos sistemas de movilidad eléctrica para el sector del transporte. De forma paralela, IK4-IKERLAN lidera la iniciativa de mejora de la eficiencia energética en la industria, denominada ETEKINA.
Los tres proyectos se llevarán a cabo dentro del programa H2020 de la Comisión Europea y para ello contarán con un presupuesto total que asciende a más de 30 millones de euros.

Mejorar el comportamiento energético en procesos industriales

El primero de los retos al que deberá hacer frente IK4-IKERLAN tiene como finalidad mejorar el comportamiento energético de los procesos de producción mediante la recuperación y la reutilización de calor que actualmente se disipa en los mismos. De esta manera, el centro tecnológico busca fomentar la competitividad del tejido industrial.

En el marco del proyecto ETEKINA, que ha arrancado en 2017y tendrá una duración de 4 años, el centro tecnológico está trabajando en el desarrollo y validación de intercambiadores de calor basados en tecnología de caloductos para el sector del acero, cerámico y el de los metales no ferrosos. El calor recuperado será utilizado en los procesos industriales mejorando su eficiencia energética, reduciendo sus costes operacionales y minimizando las emisiones de CO2.

Se prevé que el proyecto culmine con la instalación de los dispositivos en entornos reales, como la fábrica de Fagor Ederlan en Arrasate (sector aluminio), en las instalaciones de SIJ Metal Ravne en Eslovenia (sector del acero), y en la planta de Ceramiche Atlas Concorde Spa, en Italia (sector cerámico).

Nuevas soluciones eléctricas para el transporte

IK4-IKERLAN contará, a su vez, con un papel destacado dentro de los proyectos Assured y Ghost, que tendrán como objetivo favorecer una progresiva electrificación del sector del transporte, uno de los retos mundiales del futuro.

Por un lado, la iniciativa Assured, liderada por la Vrije Universiteit Brussel (VUB), reunirá a entidades de la talla de Iveco, Volvo, MAN, Vectia, ABB, Siemens o Alstom, entre otras, que trabajarán conjuntamente para contribuir al desarrollo de una nueva generación de cargadores de alta potencia para autobuses y camiones.

El proyecto, que arranca este mes de octubre y tendrá una duración de 4 años, contará con un presupuesto de 18,7 millones de euros y buscará desarrollar tecnologías de almacenamiento y gestión de energía que permitan reducir el tiempo de carga de los vehículos, incrementar su autonomía y satisfacer la demanda de las ciudades.

En el marco de Assured, IK4-IKERLAN se centrará en el análisis y evaluación de los principales factores que afectan al correcto funcionamiento de los sistemas de almacenamiento, como pueden ser el desgaste que sufren las baterías a lo largo de su vida útil o el comportamiento que presentan en regímenes de operación de alta potencia.

Para ello, el centro trabajará junto con el fabricante de autobuses eléctricos Vectia (Grupo CAF) y la empresa de ingeniería ABB en uno de los grupos de trabajos que demostrará la operación de autobuses 100% eléctricos mediante soluciones de carga super rápida en servicio (menos de 5 minutos) que permitan la operación continua de estos autobuses sin limitaciones de autonomía, así como la interoperabilidad de estas soluciones con el resto de fabricantes que conforman el consorcio Assured.

Por su parte, dentro del proyecto Ghost, que desarrollará sistemas de baterías para coches eléctricos más compactos, competitivos y fiables, el centro tecnológico liderará el desarrollo de avanzados dispositivos de almacenamiento híbrido. Estos desarrollos serán validados en las instalaciones del centro tecnológico, en Arrasate-Mondragón.

Para ello, los investigadores de IK4-IKERLAN trabajarán en el diseño de la arquitectura del sistema y en la integración de un novedoso dispositivo de control de baterías, denominado BMS (Batery Management System).

El proyecto Ghost contará con un presupuesto de 7.1 millones de euros y estará liderado por el fabricante de vehículos FIAT. Además de la marca italiana, la iniciativa reúne a gran parte de los principales fabricantes de vehículos eléctricos, como es el caso de Toyota e Iveco así como importantes proveedores como Infineon y Valeo.

Se prevé que las soluciones desarrolladas a lo largo del proyecto sean integradas en sendos proyectos piloto que se aplicarán en un vehículo eléctrico de la empresa Fiat y en un autobús eléctrico de la compañía Iveco.