IKEA confía en las soluciones ABB para mejorar su eficiencia energética y reducir su huella de carbono

IKEA confía en las soluciones ABB para mejorar su eficiencia energética y reducir su huella de carbono

Los sistemas de climatización de las tiendas IKEA de Alcorcón y San Sebastián de los Reyes, dos de los centros IKEA más grandes de España, mejoran su eficiencia energética gracias a los variadores de frecuencia de ABB.

IKEA es el Grupo sueco líder mundial en decoración y mobiliario con más de 459 tiendas en todo el mundo y más de 276 sólo en Europa, con una misión clara: generar un impacto positivo en las personas y en el planeta, ofreciendo productos, soluciones y servicios accesibles, asequibles y sostenibles. Para IKEA, la sostenibilidad es uno de sus principales impulsores de innovación y crecimiento. En este sentido, junto a la apuesta por las energías renovables, mediante la instalación de paneles solares en sus centros, IKEA está apostando por sistemas de clima-tización eficientes energéticamente optimizados con tecnología ABB. En dos de sus tiendas más grandes de Es-paña, la de San Sebastián de los Reyes, y la de Alcorcón, con una superficie conjunta de cerca de 80.000 metros cua-drados, IKEA ha apostado por sistemas de climatización equipados con variadores de frecuencia de ABB de las series ACH580 y ACH550. En total ABB ha suministrado para estos sistemas 15 variadores de frecuencia ACH580 bajos en armónicos y un paquete completo de variadores estándar ACH580 y ACH550, con una potencia agregada de 600 kW.

Mejoras en eficiencia energética

ACH580 es un dispositivo que destaca por su capacidad de garantizar tanto la calidad del aire del modo más energéticamente eficiente y rentable (así como la seguridad) en situaciones normales y críticas, como de controlar el confort de los edificios en los que trabajamos y vivimos. Se estima que con los variadores de frecuencia de ABB instalados en los sistemas de climatización en las tiendas IKEA de Alcorcón y San Sebastián de los Reyes, se alcance un incremento de la eficiencia energética del sistema de un 25%, lo que supondrá una reducción anual de emisiones de CO2 entorno a las 425 toneladas, o el equivalente a las emisiones anuales de 95 coches de combustión.

Objetivos de sostenibilidad compartidos

Uno de los pilares fundamentales dentro de la estrategia de sostenibilidad de Ikea es la reducción de su huella de carbono, habiéndose marcado el objetivo de reducir las emisiones contaminantes en sus operaciones en un 80% para 2030. En este sentido, IKEA Ibérica ha registrado desde 2010 una reducción en el consumo de energía del 37%.

Por su parte, ABB tiene el compromiso, incluido en su estrategia de sostenibilidad 2030 de ayudar a sus clientes en todo el mundo a reducir al menos 100 megatoneladas de emisiones de CO2, o el equivalente a las emisiones anuales de 30 millones de coches de combustión, como parte de su objetivo de promover una sociedad baja en car-bono.

«En IKEA estamos comprometidos con la sostenibilidad y nos esforzamos en reducir al máximo la huella climática de nuestras operaciones. La implementación de soluciones de eficiencia energética es un básico para nosotros y un elemento de vital importancia para seguir haciendo crecer nuestro negocio al tiempo que reducimos nuestra huella de carbono. Este tipo de soluciones nos van a permitir ser energéticamente más eficientes disminuyendo nuestros consumos, algo que nos acerca un poco más a nuestra aspiración de convertirnos en un negocio 100% circular en 2030«, explica Qi Kai Sheng, responsable de circularidad y cambio climático en el departamento de Sostenibilidad de IKEA en España.

“La eficiencia energética tiene el potencial de contribuir a alcanzar el 40% de los objetivos en reducción de emisiones marcados en el Acuerdo de París, y pasos como los que estamos dando en la mejora de los sistemas de climatización de edificios como las tiendas IKEA en Alcorcón y en San Sebastián de los Reyes por sí solos parecen peque-ños, pero de forma agregada, aplicando soluciones similares en muchos edificios pueden suponer pasos de gigante hacia una sociedad mucho más ambientalmente sostenible”, comenta Marc Gómez, Consejero Delegado de ABB en España.