Innolith hace posible una autonomía de 1.000 km para el vehículo eléctrico

Innolith AG, líder mundial en tecnología de baterías inorgánicas recargables, ha anunciado que está desarrollando la primera batería recargable de 1.000 Wh/kg del mundo. En desarrollo en el laboratorio alemán de la compañía, la nueva batería Innolith Energy Battery sería capaz de impulsar un vehículo eléctrico durante más de 1.000 km con una sola carga. La nueva batería Innolith también reducirá radicalmente los costes debido a que evita el empleo de materiales exóticos y caros en combinación con una muy alta densidad energética.

Además de su autonomía y sus ventajas de costes, la batería Innolith será la primera batería de litio no inflamable para uso en vehículos eléctricos. Esta batería utiliza un electrolito inorgánico no inflamable, a diferencia de las baterías convencionales para vehículos eléctricos, que usan un electrolito orgánico inflamable. El cambio a baterías no inflamables elimina la causa principal de incendios de las baterías que han aquejado a los fabricantes de vehículos eléctricos.

Innolith lanzará esta batería al mercado a través de una producción piloto inicial en Alemania, seguida de acuerdos de licencia con las principales compañías automotrices y de baterías. Se anticipa que el desarrollo y la comercialización de esta batería de Innolith llevará entre tres y cinco años.

Innolith ha utilizado un enfoque innovador en la química de su batería para generar una alta densidad de energía en cada celda. Los materiales de reacción de conversión ofrecen una nueva y prometedora ruta a las celdas de batería de alta densidad energética a medida que superan el bajo rendimiento de los materiales tradicionales basados en intercalación. Este nuevo enfoque permitirá a las baterías alcanzar valores de contenido energético a nivel de celda que nunca antes han sido posibles.

Este nuevo avance ha sido posible gracias a años de investigación dedicada a todos los aspectos de los electrolitos inorgánicos y su aplicación a las baterías recargables“, comenta el presidente de Innolith, Alan Greenshields. “En pocas palabras, la experiencia adquirida en cómo construir baterías de alta potencia con una robustez y vida útil excepcionales ha demostrado ser la base correcta para construir productos de alta energía también. La ausencia de materiales orgánicos, un aspecto clave de la tecnología de baterías de Innolith, elimina la fuente crítica de riesgo de seguridad e inestabilidad química de las baterías de alta energía“.

Innolith tiene pendiente de patente las invenciones clave de la Energy Battery y mantiene la confidencialidad comercial sobre el mecanismo de la química celular. Bajo todos los acuerdos de licencia para esta batería, Innolith mantendrá el control de todo el suministro de químicos especializados para proteger su propiedad intelectual.

Innolith ya ha demostrado el carácter innovador de las baterías recargables inorgánicas, no inflamables, con su primer producto, una batería eléctrica para almacenamiento en red que se utiliza hoy en día en la red de PJM en EE.UU. para proporcionar servicios rápidos de regulación de frecuencia. Se ha comprobado que la química utilizada en esta batería funciona con más de 55.000 ciclos de descarga de profundidad completa, que es entre 10 y 100 veces el número máximo de ciclos de las baterías de ion-litio existentes en uso hoy en día.