Instalaciones gestionables con los inversores solares Sunny Central Up – Storage ready

El Gobierno ha convocado para el próximo 26 de enero la primera subasta renovable en cuatro años, tras la última celebrada en julio de 2017, con un cupo objetivo de 3.000 MW. Al menos 1.000 MW se destinarán a tecnología fotovoltaica y otros 1.000 MW a eólica terrestre, quedando el resto de potencia a subastar sin restricción tecnológica, según ha informado el Ministerio para la Transición Ecológica.

Podrán participar en la subasta, cuya apertura de plazo para la entrega de documentación fue el pasado 16 de diciembre, las instalaciones nuevas o ampliaciones de instalaciones existentes que estén situadas en el sistema eléctrico peninsular y cuyo sistema de almacenamiento, en caso de disponer de él, sea empleado “exclusivamente para almacenar la energía producida en la instalación”.

Es aquí donde SMA y sus inversores centrales SC UP con tecnología Storage ready pueden ayudar a hacer las plantas más flexibles y gestionables en este nuevo contexto del mix energético español, gracias a su experiencia de 40 años como fabricante proveedor alemán de soluciones y la de SMA Ibérica dando soporte al mercado nacional durante 15 años.

Hay que tener en cuenta que se considerará que las instalaciones fotovoltaicas tienen capacidad de gestión cuando disponen de un sistema de almacenamiento que permite almacenar una cantidad de energía igual o superior a la resultante de multiplicar la potencia de la instalación por 2 horas. SMA ofrece soluciones de almacenamiento fotovoltaico acoplado en corriente continua, así como en corriente alterna, y dependiendo de las necesidades de los proyectos en esta subasta, se puede seleccionar uno o incluso ambas soluciones.

Agregar almacenamiento más tarde será clave para muchos clientes (esperando precios de batería más bajos). Entre los beneficios adicionales de usar los inversores SC UP con Storage ready podemos citar:

• Proporciona flexibilidad a la instalación, almacena energía ahora o más adelante.
• Aprovecha la energía de “clipping” para cargar las baterías.
• Permite aumentar el tamaño de la planta, ejemplo: el acceso a la red de 100 MVA con almacenamiento de 50 MW requiere menos HW con el acoplamiento de CC.
• Gestiona las tarifas por tiempo de uso.
• Cumple los requisitos de red de todo el mundo (en España, NTS según reglamento UE 2016/631 Revisión 2.0 del 03/11/2020).
• Sin necesidad de actualizar el estudio de interconexión para retrofits.
• Diseñado para 25 años de vida útil.
• Menos HW para PV + almacenamiento (inversores y transformadores).
• Servicios auxiliares de red:
– Control de velocidad de rampa.
– Suavizado de la curva PV.
– Estabilización de la frecuencia.
– Cambio de energía.
• Evita ataques informáticos con los últimos estándares de seguridad cibernética: UL 2900-2-2, IEEE 2030, IEC 62443.
• Diagnóstico remoto gratuito.
• Plataforma de servicio gratuito de SMArt.