Inversores en renovables de siete países evalúan los principales riesgos de la inversión en este sector

La industria de las energías renovables evoluciona y los inversores son cada vez más conscientes del impacto en su repu­tación y las consecuencias de una mala gestión de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Así se desprende del primer estudio “Riesgos en los proyectos de Energías Renovables”, realizado por Blue Tree Asset Management (BTAM), compañía especializada en la gestión integral de proyectos de energía renovable, y la firma legal CMS Albiñana & Suárez de Lezo, en la que han participado 110 inversores en proyectos de energía renovable de siete países.

El estudio apunta que el 95% de los inversores encuestados considera que las políticas de RSC pueden mitigar riesgos importantes, siempre y cuando estas estén bien definidas para cada caso concreto, se desarrollen de manera adecuada y estén adaptadas al tipo de inversor, al tamaño de la inversión, a la tecnología y a la región. En este contexto, el 77% de los inversores reco­nocen estar familiarizados con las políticas de RSC, y el 72% cree que una mala gestión en el ámbito de la seguridad y la salud tiene un impacto directo en la reputación de los inversores.

 

Los consultados reconocen que cuando sus proveedores de servicios cuentan con robustas políticas de RSC se consigue una reducción global de los riesgos para los inversores. Aun así, solo un 27% de ellos exige ciertos criterios medioambientales y sociales a sus proveedores, y el 37% de los encuestados dice no comunicar sus políticas y prácticas de RSC a sus grupos de interés. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2017