Irizar e-mobility se convierte en la primera fábrica de electromovilidad alimentada por energía verde en Europa

Irizar e-mobility se convierte en la primera fábrica de electromovilidad alimentada por energía verde en Europa, gracias a la inauguración y puesta en marcha de la mayor planta solar fotovoltaica del País Vasco.

La inauguración de la planta ha contado con la presencia del Lehendakari Iñigo Urkullu y una delegación del Gobierno Vasco, junto al Ente Vasco de Energía y los socios del parque solar EKIAN, del que el Grupo Irizar es uno de los mayores inversores con 3 MW adquiridos. La energía generada es este parque abastecerá las instalaciones de Irizar e-mobility, convirtiendo a ésta en la primera fábrica de producción de autobuses eléctricos cero emisiones que consume energía totalmente limpia en Europa.

EKIAN, la mayor planta solar de Euskadi

Ekian es una iniciativa público-privada promovida por el Ente Vasco de la Energía y KREAN y cuenta con 22 empresas inversoras. La planta solar fotovoltaica EKIAN está ubicada en una finca industrial de 55 hectáreas de extensión denominada “La lágrima” dentro del Polígono Industrial ARASUR, en el término municipal de Ribera Baja-Erribera Beitia de Araba.

Está formado por un conjunto de 66.000 módulos fotovoltaicos de última generación de 355 W cada uno, lo que en conjunto suma una potencia instalada total de 24 MW que duplica la potencia solar actual de Euskadi. A pleno rendimiento producirá aproximadamente 40.000 MWh anuales, es decir, energía eléctrica equivalente al consumo eléctrico de 15.000 familias en un año y evitará la emisión de cerca de 14.600 t de CO2 si esa energía fuera producida mediante otras fuentes de energía de origen fósil.

Irizar e-mobility y la sostenibilidad

En 2018 se inauguraba Irizar e-mobility, la primera fábrica de Europa destinada a soluciones de electromovilidad, diseñada y fabricada en base a conceptos de eco-sostenibilidad con certificado de eficiencia energética tipo A, la máxima existente a nivel europeo. Incluye un sistema de calefacción de nave y agua caliente sanitaria, aprovechando los excedentes de vapor de una empresa ubicada en la parcela contigua.

El Grupo Irizar desarrolla y fabrica sus propias baterías y en 2019, gracias a un acuerdo de colaboración suscrito con el Ente Vasco de Energía y Repsol, y ofrece, además, una segunda vida a las mismas, permitiendo su reutilización una vez completado su ciclo de vida útil en los autobuses, haciéndolo como elemento de almacenamiento en las infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos en las estaciones de servicio de Repsol, así como de la electrónica de potencia asociada a su uso.

La reducción progresiva de las emisiones de CO2 y de otras sustancias contaminantes, así como la introducción de criterios medioambientales desde el diseño de sus productos, y el fomento del espíritu de respeto hacia el medioambiente de sus personas y colaboradores son sus premisas más importantes.