JinkoSolar anuncia la primera producción a escala de GW del módulo fotovoltaico Cheetah de 400 W

Impulsado por la rápida transformación de la industria, la continua evolución tecnológica y las demandas cada vez más complejas del mercado solar en los últimos años, JinkoSolar ha utilizado su liderazgo técnico para crear tecnologías de vanguardia. Presentado por primera vez durante SNEC 2018 en Shanghái, el módulo fotovoltaico JinkoSolar Cheetah es el módulo monofacial de fabricación en serie con mayor rendimiento del mundo, lo que lleva a la industria a la nueva era de la Fotovoltaica 4.0, con una potencia de 400 Wp. La serie Cheetah ha creado una nueva referencia para módulos de muy alto rendimiento, con su rendimiento líder en la industria en métricas como el rendimiento, la degradación limitada, la tolerancia al sombreado y la durabilidad.

Eficacia de la solución.

Los módulos Cheetah han sido diseñados para lograr la paridad de red gracias a su muy alta eficiencia. El nuevo tamaño de oblea, los nuevos diseños de células y módulos seguirán aumentando los resultados de potencia, incluso por encima de los 400 Wp. La tendencia de la serie Cheetah es convertirse en productos de uso general en un futuro próximo y los clientes de Jinko se beneficiarán de ello, ahorrando significativamente en costes del sistema fotovoltaico con una mayor generación de energía. Los módulos Cheetah de 72 células combinados con la tecnología de semi-células de Jinko alcanzarán los 400 Wp con una eficiencia de conversión de hasta el 19,88%

Sostenibilidad de la solución

Una vez más, Jinko propone un producto basado en tecnologías maduras y probadas disponibles en la escala de fabricación de GW de Jinko; simplemente ampliando la superficie de la oblea sin modificar los pasos generales de fabricación de células y módulos, confiando así en los protocolos de calidad bien establecidos implementados en todo el proceso de producción de Jinko.

El máximo beneficio de la serie Cheetah de Jinko se logra en combinación con la tecnología de semi-células. De este modo, no solo aumenta el rendimiento del módulo fotovoltaico, sino también su fiabilidad gracias a la menor corriente en las células c solares y las menores pérdidas relacionadas con calor. La combinación de las tecnologías Cheetah y de semi-células también ha mejorado los coeficientes de temperatura a -0,37%/° C, por lo que aumenta el alto rendimiento de los módulos fotovoltaicos incluso en condiciones ambientales extremas en casi 2%-3% en comparación con las soluciones estándar de células completas.

Grado de innovación

Los módulos de la serie Cheetah se fabrican utilizando obleas más grandes y células Mono PERC, por lo que la potencia máxima del módulo aumenta en 8 Wp en comparación con la generación anterior de módulos fotovoltaicos. Las células Cheetah también son 2 mm más largas y anchas. Respectivamente, la longitud y el ancho del módulo Cheetah aumentan en 23 mm y 10 mm con un promedio de aumento de potencia de 8 Wp. La longitud y el ancho del módulo Cheetah de semi-células aumentan en 52 mm y 10 mm, con un aumento de potencia medio de 15 Wp.

Además, al combinar la tecnología Cheetah con la ventajosa configuración de semi-células, se puede aumentar la potencia del módulo en 7 Wp adicionales. Como efecto secundario positivo, todo el sistema puede beneficiarse de la mayor mitigación de las pérdidas por sombreado, lo que resulta en mayores rendimientos cuando el módulo está parcialmente sombreado.

Impacto económico

La posibilidad de utilizar módulos con una clase de Wp más alta puede reducir significativamente los costes del BOS y, por consiguiente, el LCOE, lo que allana el camino para alcanzar la paridad de red. La solución Cheetah genera importantes ahorros del BOS para proyectos fotovoltaicos a gran escala, porque se reduce en un 6% la cantidad de módulos para una potencia máxima dada, por lo que los costes de mano de obra y de estructuras de montaje también disminuyen proporcionalmente. Además, al comparar una instalación con módulos Jinko Mono PERC y los nuevos módulos fotovoltaicos Cheetah Half-Cell de Jinko, el área necesaria para la instalación fotovoltaica se reduce en aproximadamente un 3%, aprovechando al máximo la ventaja económica de los sistemas sobre tejado y maximizando la potencia de salida del espacio disponible. La ocupación de terreno y los costes de preparación también se reducen en consecuencia.