La aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética es un paso decisivo y esperado por el sector eólico

La aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética es un paso decisivo y esperado por el sector eólico

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) se congratula por la aprobación de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que supone una herramienta fundamental para luchar contra el cambio climático en España y alcanzar la descarbonización de la economía española en 2050, además de establecer unos objetivos necesarios de renovables para 2030. El sector eólico está preparado para aportar su experiencia, competitividad, eficiencia económica y liderazgo tecnológico en esta transición energética a 2050.

El sector eólico español se suma al reto renovable para conseguir los objetivos que la Ley indica para los próximos años. En los últimos 20 años, la eólica ha evitado la emisión de 406 millones de toneladas de CO2 y, según los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), hasta 2030 está llamada a evitar otros 490 M de toneladas de CO2. La eólica es la tecnología que tendrá mayor presencia de forma sostenida en el sistema energético del país.

AEE considera que esta nueva Ley enmarca los esfuerzos de tres generaciones de españoles y es una gran oportunidad para crear una sociedad más sostenible y contar con nuevos sectores económicos, convirtiendo la transición energética en uno de los pilares de la recuperación económica y de reindustrialización en España.

Además, el gran protagonista en la consecución de los objetivos de la Ley es el territorio. Es fundamental que la transición energética se haga velando por minimizar los impactos medioambientales y aumentando las oportunidades económicas y laborales para los territorios donde se van a ubicar las nuevas instalaciones de energías renovables. Los nuevos parques eólicos ofrecen una oportunidad de desarrollo socioeconómico en el entorno y un aprovechamiento del terreno para usos diversificados.

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética supone un impulso para la industria eólica. Contamos, en España, con una cadena de suministro completa, y es necesario que su desarrollo e impulso se contemple como un proyecto de país. Para Juan Virgilio Márquez, CEO de AEE, “Tenemos que identificar aquellas palancas que faciliten la recuperación de la economía y la generación de empleo. La eólica es, sin duda, una de estas palancas. El sector eólico emplea a más de 30.000 personas, y mantiene unas cifras relevantes para el país (0,35% del PIB, con unas exportaciones valoradas en 2.000 millones de euros y casi 600 millones de euros pagados en impuestos y tributos). Es necesario destacar que en España contamos con la cadena de valor completa, fabricando en nuestros 240 centros industriales cada uno de los componentes necesarios para el mercado interior y su exportación”.

Una nueva Ley comprometida con la descarbonización

La Ley de Cambio y Transición Energética en España contempla una hoja de ruta para la descarbonización en nuestro país de aquí a 2050, una fecha en la que se marca el reto de alcanzar la neutralidad climática.

La nueva Ley marca objetivos de reducción de emisiones de aquí a 2030, que prevén un descenso del 23% de los gases de efecto invernadero respecto a 1990; alcanzar una penetración de energías de origen renovable en el consumo de energía final de, como mínimo, un 42%; y lograr un sistema eléctrico con, por lo menos, un 74% de generación a partir de energías renovables, entre otras medidas para reducir emisiones de gases de efecto invernadero, energías renovables y eficiencia energética.