La comercializadora de luz Podo propone en el Congreso de los Diputados, a través de Osoigo.com, eliminar el impuesto eléctrico a la energía renovable

La comercializadora de luz Podo, ha hecho un llamamiento a través de Osoigo.com, para que diez políticos del Congreso de los Diputados les apoyen en el objetivo de “eliminar el impuesto del 7% a la generación eléctrica para todas las nuevas plantas de generación eléctricas renovables” El CEO de PODO, Joaquín Coronado, define la empresa como “la primera compañía que te paga por ahorrar electricidad”. La empresa propone a los políticos del Congreso de los Diputados que “las nuevas plantas de producción renovable eólica y fotovoltaica- que se instalen a partir del 1 de enero de 2018 no deberían pagar este impuesto a la generación del 7%. De esta forma se favorece el desarrollo de la producción de electricidad renovable sin necesidad de subvenciones, y se eliminaría una discriminación del mercado español respecto al portugués (donde las renovables no pagan este impuesto) a pesar de que existe un mercado único ibérico de la electricidad”.

Ahora tienen diez días para conseguir mil apoyos. Si lo consiguen los diputados Carles Campuzano (PDeCAT), Joseba Agirretxea (PNV), Oskar Matute (EH Bildu), Eduardo Maura (PODEMOS), Marta Martín (Ciudadanos), Ester Capella (ERC), Emilio del Río Sanz (PP), Jorge Luís Bail (EQUO) y Gonzalo Palacín (PSOE) tendrán que responder de manera pública a su petición.

PODO termina la acción añadiendo que “este impuesto está recurrido ante el Tribunal Supremo, y este tribunal cuando envió el asunto al Constitucional indicaba que existían serias dudas sobre la finalidad medioambiental del mismo”.