La compra corporativa de energía limpia creció un 18% en 2020, a pesar de la adversidad

Las empresas compraron un récord de 23,7 GW de energía limpia en 2020, frente a 20,1 GW en 2019 y 13,6 GW en 2018, según una nueva investigación publicada por BloombergNEF (BNEF). El aumento se produjo a pesar de un año devastado por la pandemia del COVID-19, la recesión global y la incertidumbre sobre la política energética de EE.UU. antes de las elecciones presidenciales.

BNEF encuentra en su informe 1H 2021 Corporate Energy Market Outlook que los contratos de energía limpia fueron firmados por más de 130 empresas en sectores que van desde petróleo y gas hasta las grandes tecnológicas. La base del mercado es el creciente interés de las partes interesadas en la sostenibilidad empresarial y la expansión del acceso a la energía limpia a nivel mundial.

EE.UU. volvió a ser el mercado más grande, pero fue menos dominante que en años anteriores. Las empresas anunciaron 11,9 GW de PPAs corporativos en EE.UU. en 2020, frente a 14,1 GW en 2019, la primera caída interanual desde 2016. El primer semestre, coincidiendo con el inicio de la pandemia, fue particularmente moderado, y las empresas anunciaron solo 4,3 GW de PPAs corporativos en EE. UU. en ese período.

Latinoamérica también tuvo un año a la baja, con el volumen de PPAs cayendo de 2 GW en 2019 a 1,5 GW en 2020. La región se vio muy afectada por la pandemia y la recesión económica. Sin embargo, las empresas en Brasil firmaron un récord de 1.047 MW de PPAs corporativos en 2020, ya que muchas continuaron migrando al mercado libre del país, donde pueden firmar contratos bilaterales de energía limpia directamente con los desarrolladores. México, que una vez fue el principal atractivo en la región para la compra corporativa de energía, vio cómo los volúmenes de acuerdos casi se disiparon, ya que la administración actual continúa socavando el sector de la energía limpia del país.

Mientras EE.UU. y Latinoamérica retrocedieron, otros mercados se intensificaron. Los volúmenes de PPAs corporativos en la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) casi se triplicaron, de 2,6 GW en 2019 a un récord de 7,2 GW en 2020. En España, las empresas anunciaron contratos para comprar no menos de 4,2 GW de energía limpia, frente a 300 MW el año anterior. Los proyectos solares y eólicos en España registran algunos de los precios más baratos y competitivos de Europa, gracias a los excelentes recursos naturales y un gran grupo de desarrolladores experimentados. Empresas como Total y Anheuser Busch están organizando «PPAs virtuales transfronterizos» en España, comprando energía limpia en el país para compensar su carga en otras partes de Europa.

Las empresas también compraron volúmenes récord de energía limpia en la región Asia Pacífico (APAC), anunciando contratos por 2,9 GW de energía solar y eólica. Taiwán se estableció como un importante mercado corporativo de energía limpia en 2020, y las empresas firmaron PPAs por un total de 1,25 GW. El mercado de Taiwán debería estar respaldado por una nueva política que requiere que las empresas con una carga anual superior a 5 MW compren energía limpia. Además, la isla tiene una alta concentración de grandes fabricantes, muchos de los cuales sienten la presión de sus clientes para descarbonizar.

Se espera que Corea del Sur sea el próximo gran mercado para la compra corporativa en Asia. Los formuladores de políticas han revisado la Ley de Servicios Eléctricos del país a principios de 2021, creando un mecanismo de PPA y un programa de tarifas verdes con Korea Electric Power Corporation. La revisión también permitirá a las empresas comprar certificados desagregados y retirarlos de los compromisos de sostenibilidad. Las empresas surcoreanas enfrentan presiones en la cadena de suministro similares a las de Taiwán.

Amazon fue el principal comprador de energía limpia en 2020, y anunció 35 PPAs de energía limpia en 2020, por un total de 5,1 GW. La compañía ha comprado más de 7,5 GW de energía limpia hasta la fecha, colocándose por delante de Google (6,6 GW) y Facebook (5,9 GW) como el mayor comprador de energía limpia del mundo. La petrolera francesa Total (3 GW), TSMC (1,2 GW) y la empresa estadounidense de telecomunicaciones Verizon (GW) fueron los siguientes compradores corporativos más importantes de energía limpia en 2020.

El flujo de nuevas empresas que se comprometen con las energías limpias es otro indicador de cuánto más puede crecer el mercado. Unas 65 nuevas empresas se unieron al RE100 en 2020, comprometiéndose a compensar el 100% de su consumo eléctrico con energía limpia. BNEF pronostica que los 285 miembros de RE100 necesitarán en conjunto comprar 269 TWh adicionales de electricidad limpia en 2030 para cumplir con sus objetivos de RE100. Si este déficit se cubre exclusivamente con PPAs fuera del sitio, catalizaría aproximadamente 93 GW de construcción solar y eólica.