La compra corporativa de energía renovable es clave para cumplir el objetivo renovable europeo del 32%

Europa se ha fijado el objetivo de que el 32% de su energía provenga de energías renovables para 2030, frente al 17,5% actual. Las empresas son y pueden desempeñar un papel aún más importante en el cumplimiento de este objetivo. Miles de compradores corporativos clave, incluidos representates de las industrias de acero, aluminio, TIC y productos químicos, y proveedores de energía limpia, se reúnen en Amsterdam en el evento RE-Source 2019, una conferencia de dos días para discutir cómo acelerar los esfuerzos para obtener más energía renovable.

Las últimas semanas han visto una gran cantidad de importantes acuerdos de compra de energía solar y eólica de algunas de las empresas más importantes de todo el mundo. Google anunció su mayor compra corporativa renovable de la historia, que incluye casi 800 MW de nueva energía renovable en Europa. Amazon reveló recientemente planes para alcanzar el 100% de energía renovable para 2030.

El Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI Europa) también anunció en el evento una nueva asociación con la Plataforma RE-Source para acelerar la transición hacia la energía limpia de la industria aeroportuaria y ayudarla a lograr su compromiso cero emisiones para 2050. Además, la plataforma RE-Source ha recibido una subvención de 500.000 € de Google.org para financiar aún más el desarrollo de nuevos modelos de compra de energía renovable, proporcionar capacitación y recursos para los consumidores, y permitir un acceso más generalizado a la energía limpia.

La compra corporativa de energías renovables ha aumentado rápidamente en Europa, con 7,5 GW de acuerdos de compra de energía (PPAs) firmados en los últimos cinco años, y 1,6 GW de acuerdos solo en 2019. Más países europeos están participando en acuerdos PPA: 13 países han firmado PPAs en 2019 hasta ahora. La compra corporativa del sector comercial e industrial representó 3,4 GW en 2018 y se espera que crezca considerablemente en la próxima década.

Los consumidores industriales y comerciales representan más de la mitad del consumo energético de Europa en la actualidad. Alimentar a estos consumidores corporativos con energía renovable podría ofrecer reducciones significativas en las emisiones de CO2 y hacer que las industrias europeas sean más competitivas debido a la rápida caída de costes de las energías renovables.

Según un estudio reciente de la Comisión Europea, si los compradores corporativos con sede en la UE se comprometieran a obtener electricidad renovable para satisfacer el 30% de su demanda total de electricidad para 2030, el sector de energía renovable de la UE generaría más de 750.000 M€ en valor agregado bruto y más de 220.000 nuevos empleos.

Los gobiernos pueden desempeñar su papel para facilitar que más empresas compren energía renovable, eliminando obstáculos administrativos para los PPAs corporativos renovables, y para la inversión directa en generación de energía renovable que existen en toda Europa. Según la nueva Directiva de energías renovables, los gobiernos europeos ahora tienen el deber de eliminar estas barreras. Actualmente, solo dos de los proyectos de Planes Nacionales de Energía y Clima para 2030 mencionan los PPAs y ninguno cumple con la legislación acordada.