La CRE aprueba reglas que detonarán la instalación de electrolineras en México

El Órgano de Gobierno de la CRE ha emitido el acuerdo que permite la venta de energía eléctrica entre particulares. Esta regulación incentiva el despliegue de estaciones para la recarga de vehículos eléctricos y beneficia a otros sectores.

El Órgano de Gobierno de la CRE ha emitido el Acuerdo por el cual se interpreta el artículo 46, fracción I de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) para permitir la venta de energía eléctrica entre particulares. El acuerdo tiene como objetivos incentivar la inversión, investigación, innovación y competencia en la industria eléctrica, potenciando diversas actividades económicas para la venta de energía eléctrica en beneficio de los consumidores. Esta nueva regulación incentiva, además de otras posibilidades de negocio, el despliegue de estaciones para la recarga de vehículos eléctricos, conocidas como electrolineras.

Al incentivar la construcción de infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos, se beneficiará a los usuarios de este tipo de vehículos pues tendrán la posibilidad de acceder a más puntos de recarga. A la par, se promoverá el aumento en la producción de vehículos eléctricos por parte de la industria automotriz mexicana, resultando en mayores empleos, crecimiento económico, innovación en ese sector y el mejoramiento del medio ambiente.

Previo a la aprobación de esta regulación, los inversores interesados en instalar electrolineras en el país no contaban con las reglas para proveer energía eléctrica a los usuarios de vehículos eléctricos e híbridos, limitando su desarrollo. En los últimos 3 años, se han instalado alrededor de 2.000 centros de recarga para vehículos eléctricos e híbridos. Con la aprobación de este Acuerdo, se espera que el aumento en el número de electrolineras instaladas en el país sea superior al visto en años anteriores.

Adicionalmente, empresarios del sector eléctrico, por ejemplo, los fotovoltaicos y eólicos, serán también beneficiados ya que podrán desarrollar estaciones de recarga a través del aprovechamiento de recursos solares y eólicos, reduciendo la huella de carbono en lo referente a la generación de energía.

Otro segmento que se beneficiará de esta regulación son las startups tecnológicas y/o investigadores que busquen desarrollar medios más eficientes e inteligentes para la recarga de vehículos eléctricos, como la recarga eléctrica inalámbrica o estaciones que cuenten con tecnología para la recarga rápido de vehículos eléctricos.