La demanda de energía eléctrica de España desciende un 0,5% en julio

La demanda de energía eléctrica de España desciende un 0,5% en julio

La demanda eléctrica nacional de este mes se estima en 23.086 GWh, un 0,5% inferior a la registrada en julio de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra es, sin embargo, un 1,9% mayor respecto a julio del año anterior.

Comparada con un periodo previo a la pandemia (julio de 2019) y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica nacional desciende un 3,4%.

En los primeros siete meses de 2021, la demanda se estima en 149.737 GWh, un 4,2% más que en 2020. De nuevo, una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es un 4,3% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

En el mes de julio, y según datos estimados a día de hoy, la generación procedente de fuentes de energía renovable representó el 46,1% del mix. Durante este mes, la producción de energía verde fue de 10.411 GWh, un 13,4% más que en el mismo periodo de 2020.

Con la información disponible a día de hoy, la generación de origen eólico del mes de julio alcanzó los 4.279 GWh, dato un 0,7% superior al registrado en el mismo mes del año pasado, y supuso el 18,9% de la producción total, siendo la segunda tecnología que más aportó al mix en este mes, solo superada por la nuclear (22,7%) y seguida por el ciclo combinado, que produjo el 16,7%.

Además, la solar fotovoltaica generó 2.576 GWh, un 35,4% más que en julio de 2020, y supuso el 11,4% de toda la estructura de generación. De esta forma, la solar fotovoltaica coronó al mes de julio de 2021 como el de mayor producción con esta tecnología desde que se cuentan con registros en Red Eléctrica (2007).

En este mes de julio, el 69,2% de la producción eléctrica procedió de tecnologías que no emiten CO2 equivalente (gases de efecto invernadero).

La demanda de energía eléctrica desciende un 1% en el sistema eléctrico peninsular

En el sistema eléctrico peninsular, la demanda de este mes se estima en 21.732 GWh, un 1% inferior a la registrada en julio de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda es un 1,4% superior a la del mismo mes del año anterior. 
Comparada con un periodo previo a la pandemia (julio de 2019) y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica peninsular desciende un 3%.

De enero a julio de 2021, la demanda de energía eléctrica en la Península se estima en 141.979 GWh, un 4,4% más que en 2020. En este caso, una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es también un 4,4% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

Durante el mes de julio y según datos estimados a día de hoy, el 47,8% de la generación peninsular fue de origen renovable y el 72,4% procedió de tecnologías que no emiten CO2 equivalente. Por su parte, la eólica registró 4.112 GWh, un 0,3% más que la producción de julio del año pasado, y la solar fotovoltaica 2.528 GWh, un 35,7% más que el mismo mes de 2020.

La demanda de energía eléctrica aumenta un 13,5% en Baleares y un 5,4% en Canarias en julio

En las Islas Baleares, la demanda de energía eléctrica en este mes se estima en 600.395 MWh, un 13,5% superior a la registrada en julio de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda aumenta un 16,5% respecto a la de julio de 2020.  
Comparada con un periodo previo a la pandemia (julio de 2019) y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica balear desciende un 12,2%.

En los siete primeros meses de 2021, la demanda bruta balear se estima en 3.061.434 MWh, un 9,2% más que en el mismo periodo de 2020.
El ciclo combinado, con un 75,9% de la energía producida en Baleares, fue la primera fuente de generación eléctrica del archipiélago en julio, seguida de los motores diésel (9,5%). Este mes, la energía renovable y que no emite CO2 equivalente generada en la comunidad balear representa un 5,6% del total.

Además, durante este mes, la energía eléctrica procedente del enlace submarino entre la Península y Mallorca cubrió el 14,1% de la demanda eléctrica balear.

Por su parte, en el archipiélago canario la demanda de electricidad se estima en 715.842 MWh, un 5,4% superior a la registrada en julio del año pasado. Si se tiene en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra aumenta un 6,4% con respecto al mismo mes del pasado año.

Comparándola con un periodo previo a la pandemia, el mes de julio de 2019, y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica canaria desciende un 6,4%.

De enero a julio de 2021, la demanda canaria, en términos brutos, se estima en 4.464.301 MWh, un 2% menos que en el mismo periodo del año anterior.

En Canarias, el ciclo combinado, con el 41,1% del total, fue la primera fuente de generación eléctrica de julio, mientras que las renovables y tecnologías libres de emisiones alcanzaron el 27,9% de la producción.