La emisión de deuda sostenible alcanza el umbral de 3 b$

La emisión de deuda sostenible alcanza el umbral de 3 b$
Figura 1: Emisión acumulada de deuda sostenible por trimestre, hasta el 7 de junio de 2021. Fuente: BloombergNEF, Bloomberg L.P. / Figure 1: Cumulative sustainable debt issuance by quarter, through June 7, 2021. Source: BloombergNEF, Bloomberg L.P.

La deuda sostenible ha superado los 3 b$ prestados con fines ambientales, sociales y de gobernanza, según los últimos datos compilados por BloombergNEF. Este hito destaca el rápido crecimiento que ha experimentado últimamente este rincón de inversión que alguna vez fue un nicho, con el último billón de dólares emitido en los últimos ocho meses. Esto se compara con casi 12 años para alcanzar el primer billón de dólares desde que comenzó el etiquetado de deuda sostenible y menos de 2 años para alcanzar el segundo billón.

Parte de este crecimiento se debe a desarrollos imprevistos en el espacio del endeudamiento social en 2020. La emisión de bonos sociales, que se recaudan para apoyar actividades sociales como viviendas asequibles, particularmente para poblaciones objetivo vulnerables, se disparó a cerca de 150.000 M$ solo en 2020, un 720% más que en 2019. Gran parte del endeudamiento social provino de entidades supranacionales y agencias gubernamentales. La tendencia ha continuado en 2021, con unos 128.000 M$ llevados al mercado para proyectos sociales en los primeros cinco meses del año.

No son solo los bonos sociales los que van en aumento. En comparación con los primeros cinco meses de 2020, hasta mayo de 2021, los bonos de sostenibilidad crecieron un 320%, los bonos verdes un 142% y los préstamos vinculados a la sostenibilidad un 253%. Esta rápida expansión no tiene precedentes y no hay un punto de parada claro a la vista.

Los instrumentos financieros con temas de sostenibilidad continúan siendo objeto de escrutinio sobre cuestiones como las inconsistencias de etiquetado de los emisores y las normas y definiciones voluntarias y obligatorias. Mantener a raya el «lavado verde» también es motivo de preocupación, en particular de las industrias de altas emisiones. A pesar de estas preocupaciones, los prestatarios, inversores y prestamistas están mostrando un interés sin precedentes en expandir este mercado.