La EMT e i-DE suscriben un acuerdo para electrificar la red de autobuses urbanos de Madrid

La Empresa Municipal de Transporte de Madrid (EMT) e i-DE, la compañía de distribución eléctrica de Iberdrola, han acordado trabajar juntas en la electrificación de la red de autobuses urbanos de la ciudad de Madrid, con el objetivo de consolidar la movilidad sostenible como alternativa al transporte tradicional. Esta iniciativa se ha concretado esta mañana con la firma de un acuerdo de colaboración para desarrollar e implantar un modelo de ciudad inteligente, Smart City, óptimo para Madrid.

i-DE asesorará y facilitará la electrificación de la red de autobuses urbanos de la EMT y colaborará en el estudio de las alternativas para el suministro eléctrico a las instalaciones de la EMT, desde las que operan los autobuses urbanos, así como en la planificación de la red de infraestructura de recarga para el transporte eléctrico, presente y futura. De hecho, ambas compañías ya han identificado emplazamientos óptimos en las primeras cocheras de la EMT que se electrificarán, como son las de Fuencarral y Carabanchel.

El convenio -rubricado entre el director gerente de la EMT, Alfonso Sánchez, y el director de la Región Madrid de i-DE, Efigenio Golvano, en presencia del Delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante y acompañados de Antonio Espinosa de los Monteros, CEO de i-DE- establece también la creación de una comisión mixta de seguimiento, presidida por la EMT, que determinará las actuaciones a realizar cada año y realizará seguimiento de su cumplimiento.

Las redes eléctricas inteligentes se configuran como el sistema circulatorio del nuevo modelo energético y la plataforma inteligente necesaria para la transición hacia una economía descarbonizada. De esta forma, permiten incorporar la ‘traza neuronal’ de la red para promover un modelo de ciudad inteligente con servicios más eficientes y sostenibles.

La EMT se está convirtiendo en uno de los principales agentes europeos en la promoción, el desarrollo y ejecución de medidas para mejorar la calidad del aire y combatir el cambio climático en la ciudad de Madrid. La compañía es referencia en el desarrollo de energías y combustibles alternativos menos contaminantes, más eficientes y con mucho menor impacto acústico para el transporte y considera al vehículo eléctrico como un elemento estratégico.

Cinco áreas estratégicas para una ciudad inteligente

El proyecto -que la compañía ya desarrolla con el Ayuntamiento de Madrid- se centra en las cinco áreas estratégicas para una ciudad inteligente, desde el punto de vista de la red eléctrica, como son, la electrificación de los sectores más contaminantes, la movilidad eléctrica, las infraestructuras de redes, la eficiencia energética y la sensibilización ciudadana con los siguientes objetivos:

  • La electrificación de los sectores más contaminantes (como el transporte y la calefacción) para reducir las emisiones contaminantes.
  • La consolidación de la movilidad eléctrica como alternativa a los sistemas de movilidad tradicionales. i-DE aporta en este ámbito su conocimiento de las redes eléctricas para impulsar un plan de despliegue de puntos de recarga eficiente y competitivo, accesible a todos los ciudadanos.
  • La incorporación de nuevas funcionalidades de monitorización, automatización e inteligencia en la red de distribución eléctrica para mejorar el aprovechamiento de la infraestructura existente.
  • La implantación de medidas y soluciones de eficiencia energética para reducir el consumo y los costes energéticos de la ciudad.
  • La sensibilización de los ciudadanos en materia energética, mediante tecnologías de la información, que proporcionen datos de la red de distribución relacionados con consumo, integración de renovables y penetración de movilidad eléctrica.

i-DE ha integrado Centros de Control de la Movilidad Eléctrica en sus seis Centros de Control de Distribución (COD) en España -uno de ellos en Madrid-, para monitorizar y evaluar el impacto del vehículo eléctrico en su red de distribución.

Los centros proporcionan información dinámica sobre puntos de recarga: ubicaciones según zonas, curva de carga horaria de puntos de recarga y emisiones de CO2 evitadas. Asimismo, realizan seguimiento de la evolución de puntos de recarga y de la potencia solicitada. En un futuro próximo, la integración de herramientas de analítica de datos permitirá elaborar predicciones sobre el impacto del vehículo eléctrico.

Redes inteligentes y transición energética

La transformación de las redes hacia una infraestructura inteligente, más fiable y segura permite dar respuesta a los retos de esta transición hacia una electrificación de la economía, con una mayor integración de renovables, la movilidad sostenible, las ciudades inteligentes, el consumo descentralizado (autoconsumo) y un consumidor con mayor capacidad de decisión y conectividad.

En los últimos años, i-DE ha desplegado cerca de 11 millones de contadores inteligentes –de ellos, 2,1 millones en la Comunidad de Madrid- y la infraestructura que los soporta, así como la adaptación de alrededor de 90.000 centros de transformación, a los que ha incorporado capacidades de telegestión, supervisión y automatización.