La energía renovable desafía a la crisis del COVID con un crecimiento récord este año y el próximo

La energía renovable está creciendo con fuerza en todo el mundo este año, en contraste con las fuertes caídas provocadas por la crisis del COVID-19 en otros muchos segmentos del sector energético como el petróleo, el gas y el carbón, según un nuevo informe recién publicado por la Agencia Internacional de Energía.

Impulsadas por China y EE.UU., las nuevas incorporaciones de capacidad renovable aumentarán a nivel mundial a un nivel récord de casi 200 GW este año, pronostica el informe Renovables 2020 de la AIE. Este aumento, que representa casi el 90% de la expansión total de la capacidad energética global a nivel mundial, está liderado por eólica, hidroeléctrica y solar fotovoltaica. Se espera que las adición de eólica y solar aumente en un 30% tanto en EE.UU. como en China, ya que los desarrolladores se apresuran a aprovechar los incentivos que expiran.

Está por llegar un crecimiento aún más fuerte. India y la Unión Europea serán las fuerzas impulsoras detrás de una expansión récord de adiciones de capacidad renovable global de casi el 10% el próximo año, el crecimiento más rápido desde 2015, según el informe. Este es el resultado de la puesta en marcha de proyectos retrasados donde la construcción y las cadenas de suministro se vieron interrumpidas por la pandemia, y el crecimiento en los mercados donde la cartera de proyectos anterior a COVID era sólida. Se espera que India sea el mayor contribuyente al repunte de las energías renovables en 2021, y que las adiciones anuales del país se dupliquen a partir de 2020.

La energía renovable está desafiando las dificultades causadas por la pandemia, mostrando un crecimiento robusto mientras otros combustibles luchan”, dijo el Dr. Fatih Birol, Director Ejecutivo de la IEA. «La resiliencia y las perspectivas positivas del sector se reflejan claramente en el continuo y fuerte apetito de los inversores, y el futuro parece aún más brillante con nuevas adiciones de capacidad en camino de establecer nuevos récords este año y el próximo«.

Durante los diez primeros meses de 2020, China, India y la Unión Europea han impulsado la capacidad renovable subastada en todo el mundo un 15% más que en el mismo período del año pasado, un nuevo récord que muestra expectativas de una fuerte demanda de energías renovables a medio y largo plazo. Al mismo tiempo, las acciones de los fabricantes de equipos renovables que cotizan en bolsa y los desarrolladores de proyectos han superado a la mayoría de los principales índices bursátiles y al sector energético en general. Para octubre, las acciones de las empresas solares en todo el mundo habían duplicado su valor con respecto a diciembre de 2019.

Sin embargo, los formuladores de políticas aún deben tomar medidas para respaldar el fuerte impulso de las energías renovables. En el pronóstico principal del informe de la AIE, la expiración de los incentivos en los mercados clave y las incertidumbres resultantes conducen a una pequeña disminución en las adiciones de capacidad renovable en 2022. Pero si los países abordan estas incertidumbres políticas a tiempo, el informe estima que las adiciones globales de solar fotovoltaica y eólica cada podrían aumentar, cada una, en un 25% más en 2022.

Los factores críticos que influirán en el ritmo de implementación serán las decisiones políticas en mercados clave como China y el apoyo efectivo a la solar fotovoltaica en tejados, que se ha visto afectada por la crisis en la medida en que los hogares y las empresas priorizaron sus inversiones. En condiciones políticas favorables, las adiciones anuales de solar fotovoltaica podrían alcanzar un nivel récord de 150 GW para 2022, un aumento de casi el 40% en solo tres años.

«Las energías renovables son resistentes a la crisis del COVID, pero no a las incertidumbres políticas«, dijo el Dr. Birol. “Los gobiernos pueden abordar estos problemas para ayudar a lograr una recuperación sostenible y acelerar la transición hacia la energía limpia. En EE.UU., por ejemplo, si se implementan las políticas de electricidad limpia propuestas por la próxima administración estadounidense, podrían conducir a un despliegue mucho más rápido de solar fotovoltaica y eólica, contribuyendo a una descarbonización más rápida del sector energético«.

La electricidad generada por tecnologías renovables aumentará en un 7% a nivel mundial en 2020, respaldada por el récord de nuevas adiciones de capacidad, estima el informe. Este crecimiento se produce a pesar de una caída anual del 5% en la demanda mundial de energía, la mayor desde la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, las energías renovables fuera del sector eléctrico están sufriendo los impactos de la crisis de COVID. Se espera que los biocombustibles utilizados en el transporte experimenten su primer descenso anual en dos décadas, impulsado por la caída más amplia de la demanda de combustibleS para el transporte este año, así como por los precios más bajos de los combustibles fósiles, lo que reduce el atractivo económico de los biocombustibles. La demanda de bioenergía en la industria también está cayendo como resultado de la caída más generalizada de la actividad económica. El resultado neto de estas disminuciones y el crecimiento de la energía renovable es un aumento general esperado del 1% en la demanda mundial de energía renovable en 2020.

Los combustibles renovables para el transporte y la industria son un área en particular que necesita apoyo político, ya que el sector se ha visto gravemente afectado por el impacto de la demanda causado por la crisis. Se puede y se debe hacer más para apoyar el despliegue y la innovación en bioenergía para suministrar combustibles sostenibles a esos sectores.

La perspectiva del informe para los próximos cinco años prevé que las reducciones de costes y el apoyo sostenido de las políticas seguirán impulsando un fuerte crecimiento en las tecnologías renovables. La capacidad total de eólica y fotovoltaica está en camino de superar al gas natural en 2023 y al carbón en 2024. Impulsadas por la rápida disminución de costes, las adiciones anuales de energía eólica marina aumentarán, lo que representará una quinta parte del mercado eólico total en 2025. La capacidad llevará la cantidad de electricidad renovable producida a nivel mundial a nuevas alturas.

«En 2025, las energías renovables se convertirán en la mayor fuente de generación de electricidad en todo el mundo, poniendo fin a las cinco décadas del carbón como el principal proveedor de energía«, dijo el Dr. Birol. «Para ese momento, se espera que las energías renovables suministren un tercio de la electricidad mundial, y su capacidad total será el doble de la capacidad total de energía de China en la actualidad«.