La energía renovable es la fuente de nueva generación de energía más competitiva en los países del GCC

0 11

La energía renovable es la forma más competitiva de generación de energía en los países del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC), según un nuevo informe publicado por la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA). Los abundantes recursos, junto con los sólidos marcos habilitadores, han llevado a precios de la energía solar fotovoltaica de menos de 3 cent$/ kWh y de la energía termosolar de 7,3 cent$/kWh, que es inferior a lo que algunas compañías energéticas de la región pagan por el gas natural.

El nuevo informe “Renewable Energy Market Analysis: GCC 2019” de IRENA, dice que alcanzar los objetivos establecidos para 2030 puede traer importantes beneficios económicos a la región, incluyendo la creación de más de 220.000 nuevos empleos y un ahorro de más de 354 mbep (millones de barriles equivalentes de petróleo) en los sectores energéticos regionales. Los objetivos podrían reducir las emisiones de CO2 del sector eléctrico en 136 millones de toneladas (reducción del 22%), mientras que se reducirían el consumo de agua del sector energético en 11.5 billones de litros (reducción del 17%) en 2020.

Los hallazgos surgen a medida que las economías del CCG buscan diversificar sus economías en un contexto de rápido crecimiento de la demanda interna de energía y el deseo de salvaguardar los ingresos de exportación de hidrocarburos para el futuro.

El GCC se encuentra entre las regiones más atractivas del mundo para desarrollar proyectos de energía solar y eólica a gran escala como resultado de la abundancia de recursos y un entorno de políticas favorable, un hecho que está respaldado por precios bajos“, dijo el Director General de IRENA, Adnan Z. Amin. “Como región exportadora de combustibles fósiles, el paso decisivo del GCC hacia un futuro de energía renovable es una señal para los inversores mundiales y para la comunidad energética de que estamos experimentando un cambio radical en la dinámica energética global y una verdadera transformación energética“.

El compromiso de los Emiratos Árabes Unidos de diversificar su mix energéticos es fundamental para nuestros objetivos de crecimiento sostenible y desarrollo sostenible a largo plazo“, dijo H.E. Suhail Al Mazrouei, Ministro de Energía de los EAU. “El análisis de GCC de IRENA proporciona evidencia adicional del sólido caso socioeconómico para el despliegue de la energía renovable, desde la creación de empleo hasta la reducción de emisiones. A medida que buscamos agregar capacidad de generación para servir a poblaciones en crecimiento y economías en expansión, las energías renovables servirán cada vez más como pilar central del desarrollo bajo en carbono”.

A finales de 2017, la región tenía unos 146 GW de potencia instalada, de los cuales las energías renovables representaban 867 MW. Alrededor del 68% de esta potencia estaba en los Emiratos Árabes Unidos. Esto representa un aumento de cuatro veces la potencia de 2014. Después de los EAU están Arabia Saudí con un 16% y Kuwait con un 9% de la capacidad regional.

Con los objetivos de energía renovable ya implementados en toda la región, el CCG está preparado para una aceleración significativa del despliegue de energías renovables a medida que los países persiguen objetivos nacionales. Según los planes actuales, la región instalará un total de casi 7 GW de nueva capacidad de generación de energía a partir de fuentes renovables para principios de 2020.

La energía solar fotovoltaica domina el panorama de las energías renovables de la región, representando tres cuartas partes de la cartera de proyectos regionales, termosolar y eólica representan el 10% y el 9%, respectivamente. También se espera que la recuperación de petróleo mejorada asistida por energía solar en Omán contribuya con aproximadamente 1 GWth en 2019.

Las políticas proactivas son fundamentales para acelerar el despliegue de energía renovable, según el informe, lo que sugiere que se pueden extraer lecciones de los países del CCG donde se han logrado avances sustanciales gracias a los compromisos firmes del gobierno y objetivos creíbles y con plazos específicos, con un claro enfoque en un entorno de apoyo a las inversiones.