La energía solar ayuda a estabilizar las redes eléctricas

SolarPower Europe ha lanzado el informe “Grid Intelligent Solar – Unleashing the Full Potential of Utility-Scale Solar Generation“, que muestra que la energía solar no solo es la fuente de energía más barata en muchas regiones, y crucial para cumplir con los objetivos climáticos de la UE, sino que también es un socio fiable que ayuda a mantener la red estable y apoya la seguridad de suministro en Europa.

La energía solar fotovoltaica ha pasado de ser una opción de energía renovable a una opción de energía responsable. Este informe apunta al hecho de que, en algunos casos, la energía solar fotovoltaica a escala comercial proporciona servicios de fiabilidad y flexibilidad de red que, son incluso más efectivos que las centrales eléctricas convencionales, si el proyecto está diseñado con controles de planta avanzados.

SolarPower Europe anticipa en su análisis Global Market Outlook 2018-2022 un crecimiento del mercado de dos dígitos en Europa en los próximos años. La energía solar está lista para desempeñar un papel importante en el cumplimiento del objetivo del 32% de energías renovables para la Unión Europea para 2030. En su New Energy Outlook 2018, Bloomberg NEF espera un escenario del 87% de energías renovables en 2050 en Europa, con 1.400 GW de energía solar instalada, contribuyendo a alrededor del 36% de la generación eléctrica total. Se espera que la mayor parte de la energía solar, más de dos tercios, provenga de plantas fotovoltaicas a gran escala.

Los principales mercados solares de la UE aún no han aprovechado el potencial de la energía solar a gran escala. Hasta ahora, las capacidades solares licitadas son demasiado pequeñas, los marcos regulatorios a menudo son inadecuados para respaldar la gran demanda de energía corporativa a partir de energía solar a gran escala. Esto debe solucionarse para permitir un crecimiento de la potencia solar superior al 1.100% hasta 1.400 GW en 2050 previsto por Bloomberg a partir de los 114 GW instalados a finales de 2017 en Europa.

Para prepararse para la adopción a gran escala de la energía solar, los mercados solares avanzados deben dejar atrás la fase solar 1.0, cuando las plantas fotovoltaicas a gran escala se instalaron principalmente con la intención de maximizar los rendimientos de los sistemas individuales. Ahora se trata de la energía solar 2.0: plantas fotovoltaicas flexibles en red integradas en el sistema energético.

Con el diseño de mercado correcto, la energía solar a gran escala está lista para respaldar la seguridad de suministro de Europa, con una precisión mayor que la de activos de generación convencionales, como el carbón y el gas.

Si bien la energía solar ya puede lograr una importante penetración en la red sin almacenamiento, la rápida reducción del coste de las baterías estacionarias permite la fase solar 3.0, donde el almacenamiento proporciona capacidad de energía solar despachable. El informe proporciona casos de éxito sobre los primeros proyectos solares a gran escala con almacenamiento en baterías que proporcionan servicios auxiliares y otros servicios de red.