La eólica crece demasiado lento para los objetivos de descarbonización de la economía de la UE

La eólica crece demasiado lento para los objetivos de descarbonización de la economía de la UE

WindEurope ha publicado estadísticas sobre la energía eólica en Europa en 2020. Europa construyó 14,7 GW de nuevos parques eólicos en 2020. Esto fue un 19% menos de lo que se esperaba antes del COVID. El 80% de la nueva capacidad fue eólica terrestre. Países Bajos fue el país que más construyó (2 GW, principalmente en alta mar) seguido de Alemania, Noruega, España y Francia. La EU27 representó 10,3 GW de la nueva capacidad. Sin embargo la eólica no crece al ritmo necesario para lograr la descarbonización de la economía de la UE.

La energía eólica representó el 16% de toda la electricidad consumida en Europa en 2020. Representando el 27% en Alemania y Reino Unido, el 22% en España y el 48% en Dinamarca.

De cara al futuro, WindEurope espera que Europa construya 105 GW eólicos durante los próximos cinco años, más del 70% de ellos en tierra. Pero esto está muy por debajo del ritmo necesario para lograr el Green Deal y la alcanzar la descarbonización de la economía. Se prevé que la EU27 construya solo 15 GW/año nueva potencia eólica durante 2021-25, mientras que necesitan construir 17 GW/año en el intervalo 2021-30 para cumplir con el objetivo actual de renovables de la UE para 2030 y 27 GW/año para alcanzar el objetivo del 55%.

El principal problema son los permisos. Las reglas y procedimientos de permisos son demasiado complejos y los gobiernos no está empleando a suficientes personas para procesar las solicitudes de permisos. El resultado es que se tarda demasiado en obtener permisos para nuevos proyectos, las decisiones sobre permisos están siendo impugnadas en los tribunales y los desarrolladores se ven disuadidos de emprender nuevos proyectos debido a los riesgos y costes involucrados. Los gobiernos deben tomar medidas urgentes para abordar este problema.

Mientras tanto, aumenta el número de aerogeneradores más antiguos que llegan al final de su vida útil. En 2020, Europa desmanteló 388 MW de energía eólica. Se están renovando muchos parques eólicos desmantelados, pero no los suficientes. Los obstáculos a la repotenciación hicieron que Austria terminara 2020 con menos capacidad eólica de la que tenía a principios de año. En los próximos cinco años 38 GW de parques eólicos alcanzarán los 20 años de operación y requerirán una decisión sobre su futuro: repotenciación, extensión de la vida útil o desmantelamiento total.

Alemania, que ha sido durante mucho tiempo el motor de la energía eólica en Europa, solo instaló 1,65 GW eólicos el año pasado, su nivel más bajo en una década. Muchas de sus subastas eólicas no fueron suscritas. Los permisos han sido el principal problema, pero el número de nuevos permisos para parques eólicos aumentó el año pasado. Esto sugiere que se avecina una recuperación, pero Alemania sigue estando lejos de lo que necesita instalar para cumplir sus objetivos renovables. Lo que es más alentador es que Polonia construyó una cantidad significativa de nueva eólica terrestre y se ha comprometido ahora a desarrollar una gran cantidad de eólica marina. Francia vio una expansión más constante de la eólica terrestre y comenzará a instalar sus primeros parques eólicos marinos comerciales en los próximos años.

Giles Dickson, CEO de WindEurope, dijo: “La eólica representa ahora el 16% de la electricidad de Europa. Pero Europa no está construyendo suficientes nuevos parques eólicos para cumplir los objetivos climáticos y energéticos y para la descarbonización de la economía de la UE. El principal problema son los permisos. Las reglas y procedimientos de permisos son demasiado complejos. No hay suficientes personas trabajando para procesar las solicitudes de permisos. Los gobiernos tienen que abordar esto. De lo contrario, el Green Deal está en riesgo.«

Las principales industrias manufactureras de Europa buscan energía eólica para respaldar sus objetivos de descarbonización. El acero y los productos químicos son dos sectores intensivos en energía que quieren más parques eólicos, para ayudar a electrificar sus procesos o para alimentarlos con hidrógeno renovable. Su competitividad depende de cantidades adecuadas de energía eólica asequible.

Marco Mensink, Director General de Cefic, dijo: “La electricidad renovable, incluida la energía eólica, es una piedra angular en la descarbonización de la industria química en Europa. Simplemente lo necesitamos, lo necesitamos a un precio competitivo y necesitamos más, tanto para la electrificación directa como para cumplir nuestro papel central en la economía del hidrógeno. Las nuevas cifras de WindEurope revelan claramente un problema en el suministro futuro, ya que simplemente no se agrega suficiente capacidad. El gran volumen que necesitan las diferentes industrias, que aumentarán la electrificación y al mismo tiempo aumentarán la demanda, requiere una acción específica. Un enfoque específico en la electrificación en la industria, hojas de ruta sectoriales para informar y fortalecer el modelo de ecosistemas industriales de la Comisión, una mayor coherencia política en todos los ámbitos y marcos adaptativos de ayudas estatales y leyes de competencia para permitir los nuevos modelos de cooperación intersectorial que la presidenta von der Leyen ha propuesto. se necesitan todos.«

Axel Eggert, Director General de EUROFER, dijo: «La UE necesita acelerar significativamente la instalación de capacidad eólica que proporcione electricidad asequible para la transición verde y la descarbonización de la economía de Europa. La energía eólica y el acero ya forman hoy un ecosistema crítico en Europa y lo serán aún más en la Europa que avanza hacia la neutralidad de carbono y la circularidad. Nuestra industria está ansiosa por entregar no solo acero 100% reciclable y perfectamente circular a sus clientes, incluida la industria eólica, sino también acero que sea neutro en CO2. Para esto, necesitamos energía eólica para ayudar a proporcionar 400 TWh de electricidad que nuestra industria necesita para 2050, una cantidad comparable al consumo eléctrico de Francia