La eólica genera 14.233 GWh en el primer trimestre de 2020

En estos tres últimos meses de año (enero, febrero y marzo), la eólica ha generado 14.233 GWh con una cobertura de la demanda peninsular del 23,4%. Si analizamos este primer trimestre del año, desde 2005 hasta 2020, se ha triplicado la generación eólica peninsular.

A pesar de la alta eolicidad de estos últimos meses, no hemos alcanzado el récord eólico de generación del primer trimestre de 2018. A través del gráfico podemos extraer como conclusión el aporte consolidado que tiene la eólica en el mix de generación, aún siendo una generación renovable con recurso variable. Desde 2013 hasta la fecha, la eólica ha conseguido cubrir en el primer trimestre del año más del 20% de la demanda.

Y es que, con la potencia eólica disponible a día de hoy, 25.704 MW eólicos, la generación eólica aporta al mix de generación por encima de un quinto de la energía demandada en el sistema eléctrico. Si se logran cumplir los objetivos del PNIEC, la eólica podría tener un papel esencial en la cobertura de las necesidades energéticas de todos los españoles y se conseguiría esa ansiada reducción de emisiones de CO2.

En base a los datos publicados por REE, el sistema eléctrico nacional ha cerrado el primer trimestre de 2020 con cifras que permiten pronosticar que este año será el primero de la nueva -y esperada- era renovable, con datos que demuestran que la transición energética en España es una realidad.

El cómputo de enero, febrero y marzo ha dejado una cuota de renovables del 44,59% sobre el total de la estructura de generación a nivel nacional, según indica el operador del mercado eléctrico español. Una cifra superior respecto a la obtenida en el mismo periodo de 2019: 38,42%. De hecho, si se compara con los trimestres equivalentes de los últimos cuatro años (desde 2017), este año ha registrado el más renovable. Y si el análisis contemplase todos los datos de la serie histórica disponible, 2020 ocuparía el tercer lugar en el podio solo superado por 2014 y 2016.

Por supuesto, las características intrínsecas a este primer período anual tienen mucho que ver con estos buenos datos. Durante los tres primeros meses, el viento suele soplar con fuerza y también caen mayores precipitaciones. Por eso, es común que la eólica y la hidráulica registren valores altos. Así ha ocurrido en 2020, cuando incluso han superado los valores registrados en el periodo equivalente de 2019.