La eólica se convierte en la principal fuente de generación de energía eléctrica en España en 2021

La eólica se convierte en la principal fuente de generación de energía eléctrica en España en 2021

La eólica ya es la principal fuente de generación eléctrica en España. Las previsiones estiman que podría cerrar el año registrando un 23,3% del total de la producción en nuestro país, liderando así el mix de generación nacional por primera vez desde 2013. La energía producida a partir de esta tecnología superará los 60.600 GWh, con un incremento estimado del 10,5 % sobre el pasado ejercicio. Así se desprende de los datos presentados por Red Eléctrica de España en su previsión de cierre de año, que adelantan las principales magnitudes del sistema basadas en previsiones a 14 de diciembre. Se trata de una de las tecnologías que más se estima que incremente su producción con respecto a 2020, un incremento que lidera la fotovoltaica, que anota un aumento del 37,7% y marca su máximo histórico anual de producción (más de 21.000 GWh) y participación en el mix del país (8,1% sobre el total).

Las estimaciones prevén que las tecnologías renovables cerrarán el año representando el 46,6% de toda la electricidad del país – más de 121.500 GWh, un 9,9% más que en 2020 – lo que le llevaría a registrar de esta manera su mayor participación en la estructura de generación desde que se cuenta con registros. La cuota de producción verde de este año supera en 2,6 puntos porcentuales el anterior máximo registrado en 2020.

Para la presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor, “estas previsiones demuestran que España avanza a buen ritmo en su proceso de transición ecológica que es la única vía para lograr un sistema eléctrico más sostenible. Debemos seguir trabajando para llegar con los deberes hechos a 2030 y Red Eléctrica estará ahí, como en 2021, maximizando la integración de renovables y garantizando a toda la ciudadanía un suministro eléctrico con altísimos estándares de calidad”.

En el cómputo total, según las estimaciones de REE, la producción eléctrica superaría los 260.800 GWh y sería un 3,8% superior al ejercicio anterior. Tras la eólica, se sitúa en segundo lugar la nuclear anotando el 20,6% del total de la estructura de generación. Por su parte, el ciclo combinado ocupa la tercera posición en el mix de generación con un 17,6 %; la hidráulica registraría una cuota del 11,3% del total de la producción nacional y, tras ella, se situarían la cogeneración (10%) y la solar fotovoltaica (8,1%). 

Por otro lado, las previsiones apuntan a que el carbón, con una producción aproximada de 4.900 GWh y un 1,9% de participación en el mix, podría registrar este 2021 sus datos más bajos desde que se tienen registros.

Con todo, las emisiones de gases de efecto invernadero anotan cifras similares a las de 2020 (más de 36 millones de tCO2 eq). La cuota de producción libre de emisiones de CO2 equivalente se estima que alcanzaría el 68,1% del total, la mayor desde que se cuenta con registros. 

Las renovables, el 55,6% del parque de generación

En 2021, las cifras récord de las energías renovables han sido posible gracias a su incremento en el parque generador español. En concreto, y con cifras que podrían variar de aquí a final de año, este ejercicio las renovables han sumado más de 2.800 nuevos MW, eminentemente eólicos y fotovoltaicos, registrando así el 55,6% del total. Especialmente destacable es el incremento en solar fotovoltaica que en 2021 ha crecido un 19,8% en potencia instalada – con cerca de 2.300 nuevos MW – siendo así la fuente que más ha aumentado. Desde 2018, los MW de fotovoltaica casi se han triplicado. Por su parte, la eólica ha experimentado un incremento de 1,9 %, superando los 500 nuevos MW, revalidando así su primera posición en capacidad de generación.

En 2021, ha seguido disminuyendo la presencia de tecnologías contaminantes, fundamentalmente la del carbón que este año ha reducido su potencia en más de 800 MW. De aquí al cierre definitivo del año se espera una variación de este dato por la baja en la central térmica de Litoral, en Almería.

En total, a día de hoy, la potencia instalada de nuestro país ya asciende a más de 112.800 MW, un 1,8% superior a la registrada en 2020. 

La demanda de electricidad se recupera tras el impacto de la COVID-19

En 2021, la demanda de energía eléctrica del sistema eléctrico español se estima en más de 257.100 GWh, un 2,8% superior a la de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos de la laboralidad y las temperaturas, el incremento de la demanda de electricidad nacional se situaría un 2,7 % superior a la anotada en el ejercicio anterior. De esta manera, el consumo de electricidad se recupera de forma progresiva tras el impacto de la pandemia. Comparada con un periodo previo a la COVID-19 (año 2019) y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica nacional descendería un 2,9%.

Con cifras disponibles hasta la fecha de emisión de esta nota, el 8 de enero de 2021 a las 14:05 horas ha sido el instante en el que se registró el máximo de demanda en el sistema eléctrico peninsular, que alcanzó un consumo de 42.225 MW, cifra un 4,5% superior a la obtenida en 2020, que fue de 40.423 MW.

Continuando con la tendencia de los últimos seis años en los intercambios internacionales de energía física, el sistema eléctrico peninsular se prevé que cierre 2021 con un saldo importador estimado en más de 500 GWh. Esta cifra, que resulta de la diferencia entre la importación aproximada de 17.700 GWh y la exportación de más de 17.200 GWh registradas este año, es un 84,5 % inferior al obtenido en 2020, que superó los 3.200 GWh. Este descenso se debería al incremento durante 2021 de las exportaciones en los intercambios, fundamentalmente, con Portugal.