La española ARPA lanza la tecnología solar híbrida más eficiente del mundo

ARPA, acaba de lanzar ARPA CHANGE, una nueva unidad de negocio cuya misión es la de liderar el cambio hacia un mundo cada vez más sostenible. Para ello, ha desarrollado soluciones basadas en la generación de energía solar, potabilización de agua y gestión de residuos que facilitarán el cumplimiento de los principales ODS marcados por la ONU para 2030. Las soluciones de Arpa Change se podrán implementar en industrias, hospitales, granjas, hoteles, centros deportivos, colegios, cuarteles o residencias, entre otras.

 

Paneles solares híbridos
Un ejemplo de solución innovadora es la generación de energía mediante una instalación fotovoltaica híbrida para la generación de energía y agua caliente en un único panel “2X1”. La instalación incorpora paneles fotovoltaicos los cuales poseen 60/72 células fotovoltaicas que se sitúan sobre un sistema para la absorción de calor formando un único módulo. Además del cableado habitual para cualquier panel, este sistema cuenta con una zona por la que se da salida al calor, que se aprovechará para calentar el agua. Un circuito hidráulico y un pequeño depósito térmicamente aislado competan el diseño para que se pueda dar este doble uso, sin mermar la capacidad para la producción de electricidad, puesto que las células fotovoltaicas de este panel funcionan con un rendimiento mejorado, consiguiendo mejoras de hasta el 15% del rendimiento de los paneles fotovoltaicos.

Su retorno de inversión es de 4 a 7 años dependiendo del establecimiento. Con estos paneles solares, se ahorra hasta el 70% de la energía y se evitan emisiones de hasta 530 KgCO2 por panel.

Tratamiento y potabilización de agua
Ha diseñado también plantas de tratamiento de agua que convierten cualquier tipo de agua (salada, salubre, dulce o de condensación atmosférica) en agua potable para el ser humano. Arpa gestiona el ciclo de agua al completo, desde la generación y obtención del agua hasta su tratamiento, almacenamiento, distribución, consumo final y vertido. Sus soluciones pueden aplicarse en cualquier lugar del mundo, sean zonas remotas o no, y garantizan la mayor calidad de agua independientemente de su origen o estado inicial. Destacan dos:

Arpaqua, un generador atmosférico de agua que convierte la humedad existente en el aire en agua a través de un sistema de condensación. Esta solución es ideal para los entornos más hostiles, donde el agua es difícil o imposible de obtener o transportar.
La planta potabilizadora ARPOT 6, una planta autónoma para todo tipo de aguas, que puede funcionar tanto en red como con paneles solares. En red, puede tratar hasta 2.000 litros de agua diarios, y hasta 600 litros con paneles solares. Va en remolque, es de uso muy fácil y dispone de generación autónoma de cloro.
Las aplicaciones más comunes suelen ser agricultura hidropónica, lavanderías, bancos lavamanos, duchas, lavabos y WCs.

Gestión de residuos
Arpa también ha desarrollado un sistema de gestión de residuos tanto sólidos como líquidos, ocupándose de todo el ciclo: desde su recolección hasta su triaje, tratamiento, transporte y solución de consumo. Su sistema es capaz de tratar papel, cartón, vidrio, materia orgánica, plástico y agua residual. Destaca el caso del plástico, que podrá ser usado para generar combustible. En el caso del agua residual, podrá ser tratada y vertida de forma segura al medio ambiente, eliminando vectores de transmisión de enfermedades de una forma autónoma.