La Fundación Renovables reclama responsabilidad política ante la urgencia de cambiar el modelo energético de nuestro país

0 10

La Fundación Renovables ha mostrado su preocupación por el resultado electoral del 10 de noviembre, que acentúa la actual situación de parálisis política e institucional que sufre el país. La emergencia climática en la que nos encontramos, junto con el aprovechamiento de las oportunidades económicas derivadas del cambio de modelo energético, requieren un gobierno estable y el compromiso de todas las fuerzas parlamentarias para actuar inmediatamente con políticas ambiciosas que permitan alcanzar un Pacto de Estado de la Energía, por el que la Transición Ecológica se contemple como política de Estado.

Entre los pilares de este cambio de modelo energético deben figurar, sin excusas, la consideración de la energía como un bien básico de primera necesidad cuyo acceso debe ser garantizado como servicio público, así como la electrificación de la demanda, de origen renovable, como única vía para lograr un futuro sostenible bajo criterios de eficiencia, equidad, justicia social y pleno respeto al medio ambiente. Por este motivo, la Fundación Renovables ve urgente y obligatoria una actuación decidida mediante medidas de amplio alcance, con estructuras de gobierno centradas en esa dirección con la creación de una Vicepresidencia de Transición Ecológica, así como con la aprobación de una Ley de Cambio Climático que ampare una Ley de Reforma del Sector Eléctrico, una reforma fiscal y la reforma de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local.

La Fundación Renovables considera inaceptable e inadmisible que España todavía no tenga en vigor una Ley de Cambio Climático; ello nos aleja de la política activa y regulatoria de la mayoría de los países de nuestro entorno. Por el contrario, dada la ubicación de nuestro país en la zona 0 del mapa de riesgos de impacto, debería situarse en la vanguardia europea a la hora de promulgar leyes ambiciosas e impulsar medidas concretas como, por ejemplo, la rehabilitación energética de un millón y medio de viviendas que necesitan rehabilitación urgente, el desarrollo real del autoconsumo, la promoción de la movilidad sostenible, la mejora de la calidad del aire de nuestras ciudades y las actuaciones frente a la pobreza energética, que afecta a más de 6 millones de personas en nuestro país.

Lamentablemente, para la Fundación Renovables, el resultado electoral del domingo no facilita la formación de un gobierno con la suficiente estabilidad como para impulsar las políticas descritas. Por ello, desde la Fundación Renovables se exige responsabilidad política y máximo consenso para no demorar, todavía más, la formación de un gobierno fuerte y estable; no solo para luchar contra el cambio climático, sino para modernizar y actuar en el diseño de la economía y en el modelo energético del futuro.