La hidráulica marca el precio mayorista de la electricidad y lo está elevando un 10% en septiembre

El precio de la electricidad en el mercado mayorista (pool) a 20 de septiembre se sitúa en los 71,56 €/MWh. Esta cifra está un 10% por encima del cierre de agosto. Si no se modifica esta situación en los diez días que le restan al mes, el precio de la luz cerraría septiembre un 45,5% más caro que hace un año. Sin duda, afirman los analistas de Grupo ASE, una subida que está suponiendo un agravio a la competitividad de nuestras empresas y que se agudizará con la factura de septiembre.

La hidráulica marca el precio del mercado en el 63% de las horas

Los elevados precios de CO2 y del gas han encarecido la generación de electricidad a través de energías fósiles, pero estas energías solo han aportado un 34% al mix eléctrico en estos veinte primeros días de septiembre. Además, sus ofertas de casación se sitúan por debajo del precio del POOL (71,56 €/MWh): en 65 €/MWh en el caso del carbón y en 67 €/MWh en el del gas.

Lo que está ocurriendo es que el resto de las tecnologías renovables, especialmente la hidráulica -que no se ven afectadas por el incremento de precio de los certificados de emisiones de CO2- están ofertando la electricidad más cara que las energías fósiles. Están entrando las últimas y marcando el precio. En concreto, la electricidad de origen hidráulico ha cerrado el 63% de las horas, con precios de 72,7 €/MWh, un 10% por encima del carbón. Y ello, a pesar de que está produciendo solo un 10% del mix eléctrico.

Resulta complicado encontrar una explicación a esta situación que no sea la concentración de la generación en las grandes compañías. Dado que gestionan “fábricas de luz” a partir de diversas tecnologías, introducen sus ofertas en el mercado persiguiendo el mayor beneficio económico, como empresas que son.

Corrección anecdótica a futuro

En cuanto al mercado de futuros, el anuncio realizado por la ministra de Transición Ecológica ha tenido un impacto limitado, al menos hasta el momento. Las medidas que avanzó, con el objetivo de rebajar el precio del recibo de la luz, se reflejaron puntualmente en la cotización, pero se ha difuminado en los dos días posteriores.

No obstante, desde el inicio de septiembre y tras una fuerte subida que tuvo su cota máxima el pasado día 10, marcando 64,4 €/MWh para el Y-19, el precio se ha relajado hasta situarse en los 60,35 €/MWh a día de hoy, lo que está por debajo del arranque de septiembre. La previsión es que, salvo movimiento inesperado, septiembre cierre a niveles similares a agosto. En todo caso, incluso aunque fuera un poco por debajo, las cifras son muy elevadas