La industria eólica pide la prohibición en toda Europa del vertido de palas de aerogeneradores

La industria eólica pide la prohibición en toda Europa del vertido de palas de aerogeneradores

WindEurope ha pedido la prohibición de depositar en los vertederos de toda Europa las palas de aerogeneradores fuera de servicio para 2025. La industria eólica europea se compromete activamente a reutilizar, reciclar o recuperar el 100% de las palas fuera de servicio. Esto se produce después de que varias empresas líderes en la industria hayan anunciado planes ambiciosos para el reciclaje y la recuperación de palas. La prohibición de su depósito en vertederos aceleraría aún más el desarrollo de tecnologías de reciclaje sostenibles para materiales compuestos.

En el Congreso Anual de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Giles Dickson, CEO de WindEurope, y Juan Virgilio Márquez, Director General de AEE, han pedido a la Comisión Europea que proponga una prohibición a nivel europeo del vertido de palas de aerogeneradores fuera de servicio. La prohibición debería entrar en vigor en 2025 y también se aplicará a otros componentes de materiales compuestos de gran tamaño de las góndolas de los aerogeneradores modernos.

Con esta petición, la industria eólica europea se compromete activamente a reutilizar, reciclar o recuperar el 100% de las palas desmanteladas. Al mismo tiempo, la industria se compromete a no enviar palas fuera de servicio desde Europa a otros países fuera de Europa para su vertido.

La energía eólica es una tecnología verde. La sostenibilidad es parte de nuestro ADN. Es por eso que nos esforzamos constantemente por reducir aún más nuestro impacto en el medio ambiente. La prohibición del vertido de las palas eólicas ayudará a acelerar el desarrollo de tecnologías de reciclaje sostenibles. Austria, Finlandia, Alemania y Países Bajos ya tienen en vigor esta prohibición. Pero pedimos a la Comisión Europea que proponga un enfoque europeo armonizado”, dice Giles Dickson, CEO de WindEurope.

Hoy en día, la vida útil estándar de un parque eólico terrestre es de alrededor de 20 a 25 años. El 85-90% de la masa total de un aerogenerador ya se puede reciclar. La mayoría de los componentes, incluidos el acero, el cemento, los cables de cobre, la electrónica y los engranajes, han establecido círculos de reciclaje. Sin embargo, las palas eólicas son más difíciles de reciclar. Contienen materiales compuestos complejos: una combinación de fibras reforzadas (generalmente fibras de vidrio o carbono) y una matriz de polímero. Estos compuestos aumentan el rendimiento de las turbinas eólicas, permiten palas más ligeras y más largas con una aerodinámica optimizada, pero su configuración también plantea desafíos para el reciclaje.

Estos compuestos no solo se utilizan en las palas eólicas. Son materiales importantes en sectores como la aviación, la automoción, el transporte marítimo, la aeronáutica, el equipamiento deportivo y de ocio, la construcción y la edificación.

Hay algunas tecnologías disponibles para reciclar los materiales compuestos de las palas, y un número creciente de empresas ofrecen servicios de reciclaje de materiales compuestos, pero estas soluciones aún no están lo suficientemente maduras, están ampliamente disponibles a escala industrial y / o son competitivas en costes. Hacer que estas tecnologías sean comercialmente viables requerirá el compromiso de los responsables políticos, otros usuarios de materiales compuestos y la industria del reciclaje.

Como industria, estamos decididos a estar a la vanguardia de la sostenibilidad y la circularidad. Las palas eólicas no son tóxicas y son seguras para los vertederos, pero creemos que el vertedero es un desperdicio de recursos valiosos. Nuestro compromiso de poner fin al vertido de palas eólicas para 2025 ayudará a que los métodos de reciclaje sostenibles sean comercialmente viables. España es el segundo mercado eólico más grande de Europa. El sector eólico español se suma a esta iniciativa propuesta por WindEurope. Desde España estamos enviando una señal de que la industria está comprometida en redoblar sus esfuerzos hacia palas de aerogenerador 100% circulares”, afirma Juan Virgilio Márquez, Director General de la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

En los mercados eólicos europeos más maduros, los primeros aerogeneradores están llegando al final de su vida útil. El número de palas que se han desmantelado hasta ahora sigue siendo bajo, pero aumentará en los próximos años. WindEurope espera que alrededor de 25.000 t de palas lleguen al final de su vida operativa anualmente para 2025. Alemania y España verán el mayor número de palas fuera de servicio, seguidas por Dinamarca. Hacia el final de la década, Italia, Francia y Portugal también comenzarán a desmantelar significativamente las palas y el volumen anual desmantelado podría duplicarse hasta las 52.000 t para 2030.

Los gobiernos pueden jugar un papel decisivo a la hora de impulsar la circularidad de las palas de los aerogeneradores. Deberían incrementar la financiación de I+D en la comercialización y ampliación de diferentes tecnologías de reciclaje de palas. Entre ellas se incluyen: trituración mecánica, pirólisis, pirólisis por microondas, fragmentación por pulsos de alta trensión, solvólisis y lecho fluidizado. La UE también debería proporcionar financiación para I+D para fomentar el desarrollo y el uso de nuevos materiales de palas circulares.

No estamos solos en esto. Ya comenzamos a desarrollar colaboraciones industriales con otros sectores que están trabajando en tecnologías de reciclaje de materiales compuestos. La legislación adecuada ayudará a respaldar la creación de cadenas de valor de reciclaje viables y a incentivar un mercado de materiales reciclados”, dice Giles Dickson.

Como siguiente paso, la industria eólica desarrollará una hoja de ruta, detallando más los pasos necesarios para acelerar la circularidad de las palas eólicas. Al hacerlo, colaborará estrechamente con la industria química, como proveedor de soluciones innovadoras de reciclaje de productos químicos, así como con otras industrias que utilizan materiales compuestos, como la industria de la navegación.

Marco Mensink, Director General de Cefic, comenta: “La industria química está lista para apoyar las ambiciones de circularidad de las palas eólicas. Gracias a la química innovadora, podemos ayudar a garantizar que ninguna pala de aerogenerador fuera de servicio termine en un vertedero. Utilizando el poder de la química, estamos fabricando palas más duraderas y de mayor rendimiento, que también pueden reciclarse por completo al final de su ciclo de vida«.

Philip Easthill, secretario general de la industria náutica europea, comenta: “La industria de la navegación recreativa se enfrenta a desafíos similares a los de la industria eólica en lo que respecta al reciclaje de materiales compuestos. Compartimos un interés común en el desarrollo de nuevas vías e instalaciones de reciclaje en toda Europa. Juntos identificaremos las mejores rutas para reciclar nuestras corrientes de residuos de materiales compuestos«.