La inversión en energía limpia superó los 300.000 M$ una vez más en 2018

La inversión mundial en energía limpia, inversión en energía renovable excluyendo grandes proyectos hidroeléctricos, pero incluyendo el aumento de capital por parte de compañías de redes inteligentes, energía digital, almacenamiento de energía y vehículos eléctricos, totalizó 332.100 M$ en 2018, un 8% menos que en 2017. El año pasado fue el quinto consecutivo en el que la inversión superó la marca de 300.000 M$, según cifras autorizadas de BloombergNEF (BNEF).

Hubo fuertes contrastes entre los sectores de energía limpia en términos del cambio en la inversión en dólares el año pasado. La inversión en energía eólica aumentó un 3% llegando a 128.600 M$, y la energía eólica marina tuvo su segundo mejor año. El dinero comprometido en el despliegue de contadores inteligentes y el financiación de compañías de vehículos eléctricos también aumentaron.

Sin embargo, los cambios más llamativos fueron en la energía solar. La inversión general en ese sector cayó un 24% en términos de dólares hasta 130.800 M$, a pesar de que se agregó una nueva potencia fotovoltaica récord, rompiendo la barrera de 100 GW por primera vez. Parte de esta reducción se debió a la fuerte disminución de los costes de capital. La referencia global de BNEF para el coste de instalación de un megavatio de potencia fotovoltaica cayó un 12% en 2018, ya que los fabricantes redujeron los precios de venta ante un exceso de módulos fotovoltaicos en el mercado mundial.

Ese superávit se vio agravado por un cambio brusco de la política en China a mediados de año. El gobierno actuó para enfriar el auge solar de ese país al restringir el acceso de nuevos proyectos a su tarifa de alimentación. El resultado de esto, combinado con menores costes unitarios, fue que la inversión en energía solar China cayó 53% a 40.400 M$ en 2018.

Los proyectos solares más grandes financiados incluyeron la cartera NOORm Midelt PV y el complejo termosolar de 800 MW en Marruecos, con un estimado de 2.400 M$, y la planta fotovoltaica NLC Tangedco de 709 MW en India, con un coste de alrededor de 500 M$. India es uno de los países con menores costes de capital por megavatio para plantas fotovoltaicas.

La energía eólica marina fue un importante receptor de inversión en energía limpia el año pasado, atrayendo 25.700 M$, un 14% más que el año anterior. El balance de la actividad en alta mar se está inclinando. Países como EE.UU. y Alemania fueron pioneros en esta industria y seguirán siendo importantes, pero China está asumiendo el control como el mercado más grande y las nuevas ubicaciones, como Taiwán y la costa este de EE.UU., están viendo un gran interés por parte de los desarrolladores. Algunos de los proyectos financiados fueron en Europa, liderados por el complejo de 950 MW Moray Firth East en el Mar del Norte, con un estimado de 3.300 M$, pero también hubo 13 parques eólicos marinos chinos que comenzaron la construcción, por un total de aproximadamente 11.400 M$.

El año pasado, la energía eólica terrestre registró 100.800 M$ en financiación de nuevos activos a nivel mundial, con un aumento del 2%. Entre los proyectos más grandes que alcanzaron la aprobación se incluyen la cartera de Enel Green Power South Africa de 706 MW, con un estimado de 1.400 M$, y la instalación de 600 MW de Xcel Rush Creek US, valorada en 1.000 M$.

Entre otros sectores renovables, la inversión en biomasa y valorización energética de residuos aumentó un 18% hasta 6.300 M$, mientras que en biocombustibles se incrementó un 47, llegando a 3.000 M$. La energía geotérmica aumentó un 10% hasta 1.800 M$, la pequeña hidroeléctrica bajó un 50%, situándose en 1.700 M$ y la energía marina subió un 16%, con 180 M$. La inversión total en proyectos de energía renovable a gran escala y en sistemas solares a pequeña escala en todo el mundo se redujo un 13% anual hasta 256.500 M$, aunque la potencia en gigavatios aumentó.

Otras categorías de inversión mostraron tendencias mixtas en 2018. El gasto corporativo en investigación y desarrollo disminuyó un 6%, 20.900 M$, mientras que la I+D de gobiernos aumentó un 4% hasta 15.000 M$. Hubo un aumento del 20% en la inversión de los mercados públicos en empresas especializadas en energía limpia, con 10.500 M$. Entre las mayores ofertas públicas iniciales se incluyen: 1.200 M$ para la compañía china de vehículos eléctricos NIO, 852 M$ para el fabricante chino de baterías de automóviles eléctricos Contemporary Amperex Technology y 808 M$ para el desarrollador solar francés Neoen.

El capital de riesgo y la inversión de capital privado subieron un 127% hasta 9.200 M$, el valor más alto desde 2010. Las ofertas más grandes fueron: la expansión de capital de 1.100 M$ para el fabricante de ventanas inteligentes de EE.UU. View, y 795 M$ para la firma china de vehículos eléctricos Youxia Motors. De hecho, hubo no menos de ocho financiaciones de VC/PE de compañías especializadas en vehículos eléctricos en China en 2018, por un total de aproximadamente 3.300 M$.

En cuanto a los números de inversión en energía limpia en 2018 por país, China fue nuevamente el líder claro, pero su total de 100.100 M$ bajó un 32% con respecto a la cifra récord de 2017 debido a la caída en el valor de las inversiones solares. Una vez más, las acciones de China están desempeñando un papel importante en la dinámica de la transición energética, ayudando a reducir los costes de la energía solar, haciendo crecer los mercados eólicos marinos y los mercados de energía y elevando la inversión del capital de riesgo y del capital privado.

EE.UU. fue el segundo país con mayor inversión, con 64.200 M$, un 12% más. Los desarrolladores se apresuraron a financiar proyectos de energía eólica y solar para aprovechar los incentivos de crédito fiscal, antes de que expiren a principios de la próxima década. También ha habido un auge, tanto en EE.UU. como en Europa, en la construcción de proyectos que se benefician de acuerdos de compra de energía firmados por grandes corporaciones como Facebook y Google.

Europa experimentó un salto de inversión en energía limpia del 27% hasta 74.500 M$, gracias a la financiación de cinco proyectos eólicos marinos en la categoría de más de 1.000 M$. También hubo una fuerte recuperación en el mercado solar español, ayudado por los costes muy reducidos, y una continuación de la construcción de grandes parques eólicos en Suecia y Noruega que ofrecen electricidad a bajo costo para los consumidores industriales.

Otros países y territorios que invirtieron más de 2.000 M$ en energía limpia en 2018 fueron:

• Japón con 27.200 M$, 16% menos.
• India con 11.100 M$, 21% menos
• Alemania con 10.500 M$, 32% menos.
• Reino Unido con 10.400 M$, 1% más.
• Australia con 9.500 M$, 6% más
• España con 7.800 M$, siete veces más.
• Holanda con 5.600 M$, 60% más.
• Suecia con 5.500 M$, 37% más.
• Francia con 5.300 M$, 7% más.
• Corea del Surt con 5.000 M$, 74% más.
• Sudáfrica con 4.200 M$, 40 veces más.
• México con 3.800 M$, 38% menos.
• Vietnam con 3.300 M$, 18 veces más.
• Dinamarca con 3.200 M$, cinco veces más.
• Bélgica con 2.900 M$, cuatro veces más.
• Italia con 2.800 M$, 11% más.
• Marruecos con 28.00 M$, 13 veces más.
• Taiwan con 2.400 M$, 134% más.
• Ucrania con 2.400 M$, 15 veces más.
• Canadá con 2.200 M$, 34% menos.
• Turquía con 2.200 M$, 5% menos
• Noruega con 2.000 M$, sin cambio.