La lonja de Burela invierte en sostenibilidad con una planta fotovoltaica de 144 kWp

Armadores de Burela (ABSA) ha apostado por la modernización y sostenibilidad en su sede, modificando su modelo energético para consumir una fuente de energía renovable y no contaminante. Para ello, en esta primera fase, ha instalado en su cubierta una planta fotovoltaica formada por 360 módulos fotovoltaicos que suman una potencia total de 144 kWp. Es la lonja privada gallega que ha acometido la instalación de autoconsumo de mayor dimensión.

La planta fotovoltaica, que ocupa una superficie de 782 m2 de la cubierta y que comenzó a operar este verano, tendrá una capacidad de producción anual de 190.521 kWh a través de la captación de la energía solar que transforma en electricidad. La producción estimada equivale al consumo medio anual de más de 60 hogares y supondrá para ABSA un ahorro en su tarifa eléctrica superior al 17%.

La empresa reducirá así su volumen de emisiones de CO2 a la atmósfera en 65 t, disminuyendo su huella de carbono, concretamente las emisiones indirectas o de alcance 2, que son las derivadas del consumo de electricidad de la red. Esto tendrá un efecto positivo en la calidad del aire similar al que generaría la plantación de 6.478 árboles.

Con la instalación fotovoltaica, ABSA muestra su compromiso ambiental al asumir los retos de la transición energética y apoyar las normativas vigentes nacionales e internacionales en materia de renovables, preservando el medio ambiente y luchando contra el cambio climático.

De la puesta en marcha de esta instalación energética de autoconsumo de origen renovable se encargó la reconocida compañía gallega EDF Solar, especializada en sistemas de autoconsumo para empresas. Se trata de un proyecto llave en mano que incluye la ingeniería, la elaboración de la documentación necesaria, los trámites con las diferentes administraciones y empresas distribuidoras, la ejecución, puesta en marcha de la instalación y el sistema de monitorización.

La lonja de Burela es una de las más importantes de España en comercialización de pescado fresco y líderes de Galicia en comercialización de especies como la merluza del pincho, bonito del norte y caballa. Comercializan un promedio de 20.000 t año, procedentes de más de 300 buques, y cuentan con un volumen de negocio que supera los 65 M€.