La primera furgoneta de reparto transformada de diesel a gas natural comprimido llega a Madrid

SEUR ha presentado en sus instalaciones de Madrid la primera furgoneta de reparto transformada de combustible diesel a gas natural comprimido en España. Se trata de un proyecto fruto de una colaboración público-privada protagonizada por el Ayuntamiento de Madrid, Axala Green Solutions, Gas Natural Fenosa y GASNAM.

Al acto asistieron Paz Valiente, Directora General de Sostenibilidad y Control Ambiental del Ayuntamiento de Madrid; así como Benito Páramo, responsable de Proyectos de Movilidad Zona Centro Sur de Gas Natural Fenosa; Juan Carlos Cortés, director de Axala Green Solutions; Manuel Lage, director de GASNAM; y David Sastre, director de Estrategia, Marketing y RSC de SEUR.

Como parte de este proyecto, SEUR utilizará esta furgoneta durante los dos primeros meses, y posteriormente se incorporarán otros dos vehículos. El objetivo es obtener mediciones del uso real de este tipo de transformación, pionera en España, para la distribución de última milla. Si el proyecto resulta exitoso, ayudará a reducir de forma significativa el impacto ambiental de la distribución urbana y el problema de la calidad del aire. El gas natural comprimido tiene un papel muy importante como combustible alternativo para reducir las emisiones locales. Además supone una ventaja de ahorro del 30% respecto al gasóleo.

El papel del Ayuntamiento en este proyecto ha sido identificar este vehículo como eco-GNC, lo que permitirá su acceso a las APR, así como su estacionamiento en el centro de Madrid en situaciones de activación de protocolos de contaminación. Por parte Gas Natural Fenosa, ha asumido una de las transformaciones y proveerá combustible a través de sus estaciones de Madrid. Axala Green Solutions ha sido la empresa que además de ceder el vehículo en cuestión, ha realizado la transformación y se ha encargado de su homologación y medición de las emisiones.

Se trata de un proyecto pionero en España, que de obtener los resultados esperados, permitirá a corto plazo, un cambio en las flotas de distribución y una mejora en la calidad del aire de las ciudades.