La recarga en enchufes domésticos y baterías intercambiables, dos soluciones para los vehículos eléctricos

La recarga en enchufes domésticos y baterías intercambiables, dos soluciones para los vehículos eléctricos

Uno de los principales retos de la movilidad eléctrica es la reducida oferta de puntos de carga a nivel nacional

El YOYO de XEV ofrece la posibilidad de recarga de sus baterías del 0 al 80% en un enchufe convencional y en menos de 4 horas

El coche eléctrico es una de las principales apuestas de la movilidad del futuro. Aunque representa una solución para reducir la contaminación producida por los vehículos de combustión, enfrenta también grandes desafíos. Uno de estos principales obstáculos es la falta de puntos de recarga públicos y el elevado coste de instalar uno de ellos en el domicilio.

Para solventar esta situación, la empresa italiana XEV ha presentado YOYO, el coche eléctrico asequible, sostenible y personalizable, ideal para la movilidad urbana y periférica, que no solo ofrece un atractivo diseño sino también una alta eficiencia energética. Una de sus principales características es que puede ser cargado en un enchufe convencional, el mismo en el que se carga un móvil o se enchufa una plancha.

Esta característica permite realizar la carga en cualquier lugar, sin necesidad de instalar un punto de recarga en el domicilio, lo que supone un avance y, sobre todo, un ahorro en el coste de mantenimiento y uso del vehículo. A diferencia de otros modelos de coches eléctricos en los que la recarga en un conectar doméstico significa esperar largas horas, en el YOYO el proceso de recarga de baterías del 0 al 80% en un enchufe convencional es precisa sólo de cuatro horas.

Las baterías intercambiables, adiós a las largas esperas

Otro de los retos de la movilidad eléctrica es lograr reducir el tiempo de recarga. Para ello, YOYO ofrece también baterías intercambiables. Este sistema se basa en el intercambio alternativo de baterías vacías por unas completamente cargadas a través de estaciones urbanas o mediante un servicio móvil que lo realice de manera manual, con lo que se acaban los largos tiempos de espera de recarga.

El sistema de alimentación del YOYO es de 10,3 kWh y está formado por tres baterías, cada una de ellas con un peso de 25 kilogramos, a las que se puede acceder fácilmente a través de la parte trasera del coche. Su intercambio se puede realizar en tan solo minutos, ofreciendo máxima libertad al conductor.

Acuerdo XEV – ENI en Italia

Aunque en España aún no es posible realizar el intercambio de baterías, en Italia XEV ya ha llegado a un acuerdo con el operador de estaciones de servicios Eni para implementar la tecnología de intercambio de baterías y también para la gestión del ciclo de vida de estas, desde la producción hasta el montaje, el mantenimiento y el final de la vida útil, incluido el reciclaje. YOYO ya forma parte de la flota Enjoy, el servicio de car sharing de Eni.