La tecnología de Wärtsilä permite a Graciólica aumentar el uso de energías renovables del 15% al 65% en las Azores

Wärtsilä ha completado la entrega de una solución energética basada en una microrred en Graciosa en las Azores. El pedido de Graciólica, anunciado en enero de 2018, fue realizado por la empresa portuguesa de proyectos Graciolica Lda y respaldado por su accionista mayoritario, Recharge A/S con sede en Dinamarca. La inauguración de la central eléctrica renovable híbrida de Graciosa tuvo lugar en Graciosa el 20 de febrero de 2020. El objetivo de la microrred es reducir el consumo de combustible diésel y maximizar la energía renovable para los más de 4.000 habitantes de la isla. El uso de energías renovables se incrementará del 15% al 65% con la nueva solución tecnológica de Wärtsilä.

El almacenamiento de energía es necesario para superar la intermitencia de las fuentes renovables, gestionar la frecuencia y la calidad de la energía suministrada y proporcionar energía de respaldo para satisfacer los picos de demanda. La planta de energía incluye un sistema de almacenamiento de energía que permite un sistema energético más resistente y sostenible como activo de red crítico.

La gestión de la energía de toda la isla es monitorizada, integrada y optimizada por el GEMS de Wärtsilä, un sistema de software avanzado de gestión energética. El software GEMS utiliza inteligencia artificial y tecnología de aprendizaje automático para optimizar múltiples activos de generación de energía, en base a patrones de carga y pronósticos del tiempo. La tecnología y lógica informática de GEMS también se adapta a las fuentes intermitentes renovables de la isla, como la solar y la eólica.

Particularmente exclusivo del proyecto es que el GEMS realiza tanto el control de activos individuales como el equilibrio del sistema para maximizar la penetración de energía renovable, algo que tradicionalmente realizan los operadores del sistema. GEMS ha permitido que el sistema de la isla tenga el mejor rendimiento, al tiempo que disminuye el coste de la generación de energía a partir de diésel. Wärtsilä también proporcionará servicios de mantenimiento del software bajo un acuerdo de cinco años.

Demostrando el potencial del almacenamiento de energía en las islas

Las redes de islas presentan un conjunto único de desafíos, particularmente la fuerte dependencia de las importaciones de combustible líquido, junto con una creciente preocupación por el cambio climático y la necesidad de energía fiable para satisfacer las necesidades críticas de energía. El almacenamiento de energía es una alternativa sostenible. La solución de red de isla de Wärtsilä permite la máxima penetración renovable, reduce la dependencia de los combustibles líquidos importados y reduce significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero. La planta de energía renovable híbrida Graciosa tiene el potencial de eliminar aproximadamente 190,000 litros de combustible diésel por mes.