La transición al vehículo eléctrico tendrá un impacto positivo en el empleo de la automoción en España

FuturENERGY Diciembre 2021- Enero 2022

La transición al vehículo eléctrico tendrá un impacto positivo en el empleo de la automoción en España

La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE) ha presentado un informe elaborado por Boston Consulting Group titulado “Transición hacia el vehículo eléctrico. Observatorio del empleo: Estudio y análisis de la evolución del empleo en el ecosistema industrial de la movilidad eléctrica en España”. El estudio analiza cómo la sustitución del motor de combustión por el motor eléctrico afectará al empleo en España, fijando como horizonte el año 2030, y concluye que la industria se beneficiará del desarrollo del vehículo eléctrico, ya que habrá un trasvase de mano de obra desde el sector tradicional del automóvil hacia industrias relacionadas con la energía y la infraestructura de recarga.

Históricamente, la industria de la automoción ha sido, directa e indirectamente, un motor de empleo en España. Con anterioridad a la pandemia del COVID-19, los fabricantes de automóviles producían aproximadamente 2,9 millones de vehículos ligeros en España. La producción cayó bruscamente durante la pandemia y no se espera una vuelta a estos volúmenes de fabricación en los próximos diez años.

Los vehículos eléctricos desempeñarán un papel muy importante en la recuperación de esta industria, ya que son determinantes para lograr el objetivo de cero emisiones de carbono. La transición hacia los vehículos eléctricos ya está en marcha y se está acelerando a escala global.