Lanzamiento de una planta piloto para fabricar baterías europeas para vehículos eléctricos

Durante la visita del presidente francés Emmanuel Macron a la planta de Saft Nersac cerca de Angulema, en la región de Nueva Aquitania (Francia), Total, a través de su filial Saft, y PSA con Opel, anunciaron su plan para combinar sus conocimientos para desarrollar la actividad de fabricación de baterías para vehículos eléctricos en Europa. Con ese fin, los socios tienen la intención de establecer una empresa conjunta llamada Automotive Cell Company (ACC).

El proyecto aprovechará el I+D de vanguardia, especialmente proporcionada por Saft, para fabricar baterías para vehículos eléctricos a partir de 2023. La tecnología utilizada ofrecerá el más alto nivel de rendimiento energético, tanto en términos de alcance y tiempo de carga, como una menor huella de carbono que el de la competencia, estableciendo un nuevo estándar en Europa.

La primera fase del proyecto se centra en I+D, incluida la construcción de una planta piloto en las instalaciones de Saft en Nersac. La instalación de la planta está programada para mediados de 2021 y representa una inversión de 200 M€. El proyecto generará alrededor de 200 empleos altamente calificados en la región de Nueva Aquitania en Francia para desarrollar, calificar y ampliar comercialmente nuevas baterías de Li-ion de alto rendimiento.

Esta primera fase desencadenará la decisión de inversión para una planta de producción a gran escala (8 GWh inicialmente, aumentando a 24 GWh más adelante) en la región norte de Alta Francia seguida de una segunda de igual capacidad en Alemania, para alcanzar 48 GWh de capacidad combinada para 2030. Eso representaría la producción de un millón de baterías al año, o alrededor del 10-15% del mercado europeo. En última instancia, se necesitarán casi 5.000 M€ para completar este ambicioso programa.

Total y Grupo PSA reconocen el apoyo de las autoridades francesas, alemanas y de la Unión Europea para el proyecto, y se espera que reciban cerca de 1.300 M€ en fondos públicos durante su desarrollo en el marco de la iniciativa IPCEI autorizados por la Comisión Europea.

Automotive Cell Company (ACC) será una empresa conjunta de 50-50 Saft y Grupo PSA/Opel para la línea de producción piloto. Durante la fase de producción comercial, la participación de Saft en ACC disminuirá al 33%.

Contexto europeo

En 2019, la Unión Europea estableció objetivos ambiciosos y vinculantes para expandir rápidamente la venta de vehículos eléctricos. Se estima que el mercado europeo de baterías automotrices alcanzará alrededor de 400 GWh en 2030, o 15 veces las necesidades actuales, lo que corresponde a más de siete millones de vehículos eléctricos. Por lo tanto, los fabricantes de automóviles europeos deben planificar su estrategia de suministro de baterías, ya que las baterías representan más de un tercio del valor agregado de un vehículo eléctrico.

La implementación del proyecto depende de la obtención de las aprobaciones de las autoridades antimonopolio pertinentes.