Las 10 tendencias sobre el futuro del gas en Europa

0

La industria mundial del gas natural y del gas natural licuado (GNL) se reunirá en Barcelona, del 17 al 20 de septiembre, para debatir sobre el futuro del panorama energético mundial, planteando un modelo basado en la descarbonización, la descentralización y la digitalización.

Este planteamiento representa un nuevo escenario para los actores de la UE, por este motivo, los expertos de Cedigaz, lo han analizado y sintetizado en 10 tendencias:

1. Descarbonización: Tras el acuerdo de Paris en 2016 y el compromiso en el marco medioambiental y energético para 2030, es preciso que la UE realice un cambio hacia un modelo bajo en carbono, dejando de lado la producción de energía mediante combustibles fósiles.

2. Demanda: Por este motivo, la demanda en la UE ha aumentado a lo largo de los último tres años. Este aumento ha sido motivado por la descarbonización y el uso del gas como alternativa a la energía nuclear, la hidroeléctrica o la eólica.

3. Producción: Cada vez hay una menor inversión en infraestructuras de producción de gas ya que las reservas convencionales están prácticamente agotadas.

4. Importaciones: Dado que Europa se encuentra en un punto donde la producción de gas es muy baja y la demanda está creciendo, esto ha provocado que las importaciones hayan aumentado (hasta unos 80bcm desde el año 2014). Por el momento, gran parte de estas importaciones proceden de Rusia, aunque para evitar la dependencia de un solo país, la UE se está preparando para poder diversificar sus importaciones. Se espera que, en los próximos años, Rusia compita con EUA por la cuota de mercado europea.

5. Los centros de comercio y los precios del gas: los mercados europeos han evolucionado en los últimos años, aun así, no se les puede considerar mercados maduros. Actualmente solo hay dos centros europeos para el comercio del gas que estén totalmente desarrollados: el TTF holandés y el NBP de Reino Unido. Esta evolución ha propiciado una mayor convergencia en cuanto a los precios, aunque aún están ligados a la indexación del petróleo.

6. Papel del gas en la transición energética a medio plazo: será una pieza fundamental para la transición energética en la Unión Europea ya que es más limpio que los combustibles fósiles y supone un gran aliado para las energías renovables.

7. Gas renovable: También será una energía clave para la transición energética en Europa, que ya cuenta con más de 18.000 plantas de biogás y más de 500 de biometano. Una gran apuesta para la UE, que ya se está posicionando como líder mundial en materia de gas renovable.

8. Perspectivas de la demanda de gas: Se dividen entre medio y largo plazo:

a. Medio plazo: Gracias a la demanda del sector de la generación de energía, se prevé que la demanda de gas natural se mantenga estable hasta el 2025.

b. Largo plazo:

Según la IAE: La demanda se mantendrá estable hasta 2035 y luego sufrirá una leve caída.

Según Desarrollo de Energía Sostenible: La demanda caerá drásticamente después de 2025. Todos estos escenarios provocan una incertidumbre en el sector del gas, que supondrá un desafío clave para los proveedores de la UE.

9. Seguridad del suministro: La seguridad en el suministro plantea varios retos. Por un lado, la UE está realizando políticas para asegurar el suministro regional. Por otro lado, el cambio en la demanda, está provocando la necesidad de tener nuevas infraestructuras que tiene un coste muy alto, el cual el inversor no tiene garantías de recuperarlo.

10. Estrategias cambiantes de las principales empresas de energía europeas: Cada vez más, las grandes empresas europeas están cambiando y adaptando sus estrategias hacia la transición energética y el uso de energías renovables. Estas nuevas estrategias corresponden a tres puntos clave en la evolución del mercado: la tendencia mundial hacia las energías renovables, la evolución de las redes de energía en una plataforma para soluciones de energía distribuida y las necesidades cambiantes de los clientes.

En definitiva, estas tendencias formarán parte del nuevo modelo de producción y consumo de gas, donde los actores involucrados deberán adaptar sus estrategias para seguir siendo competitivos. Todo este escenario será analizado por los expertos de todo el mundo en Gastech, que se celebrará en Barcelona del 17 al 20 de septiembre.