Las asociaciones de renovables se unen para fomentar el desarrollo de proyectos en los distintos países

0 19

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) se ha sumado al compromiso de desarrollo de energías renovables junto con otras asociaciones españolas, y representantes de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay. Un acuerdo firmado en el marco del Energy Day de COP25, y con el que el sector eólico español se identifica como tecnología clave para liderar la transición hacia un modelo energético mundial más sostenible.

El convenio firmado por las 12 asociaciones adheridas tiene como objetivo principal establecer las líneas maestras de colaboración para avanzar en el desarrollo de las energías renovables en los distintos países y colaborar en las estrategias sectoriales para el desarrollo de los proyectos renovables.

Juan Virgilio Márquez, CEO de la Asociación Empresarial Eólica, ha destacado que “la firma del compromiso de colaboración entre las asociaciones de renovables es un paso más para lograr resultados exitosos en la descarbonización de nuestras economías, incrementar el peso de las renovables y ayudar a combatir la emergencia climática. Precisamente, el marco de COP25, es el idóneo para refrendar con esta firma que el desafío del cambio climático es global y, por ello, los enfoques tienen que traspasar fronteras. El incremento de la eólica en el mundo para los próximos 10 años será exponencial y acuerdos como el que hoy se firma suponen estímulos para el desarrollo del sector eólico y de las renovables en su conjunto“.

José Ignacio Escobar, representante de Chile en el acuerdo y Presidente de ACERA, entidad que asume la Coordinación General de la alianza, señaló tras la firma que “este hito marca un punto de partida en lo que será un trabajo conjunto en más de ocho países, a través de asociaciones que tenemos como objetivo central promover las energías renovables, la sostenibilidad y la descarbonización para contribuir en la mitigación del cambio climático y mejorar la calidad de vida de las personas. Esta alianza, además de ser una instancia para compartir buenas prácticas, será un apoyo para promover inversiones en energías renovables en Iberoamérica e impulsar marcos regulatorios que sean afines y consistentes con las políticas ambientales y sociales de cada uno de los países. Estamos muy contentos y motivados con esta primera firma, que -esperamos- sea el primer paso de un largo trabajo conjunto”.

Las energías renovables son las protagonistas de la transición energética, y con ello de la disminución de emisiones de la industria. Además de aportar en la lucha contra el calentamiento global, las energías limpias son un factor fundamental también en la descontaminación local. La firma Iberoamericana desarrollada en la COP25 es sólo el primer paso para la consolidación de esta Red Renovable, que pretende seguir expandiéndose con el ingreso de nuevas asociaciones y países.