Las ventas de automóviles de bajas emisiones y cero emisiones están muy desequilibradas en la UE

Las ventas de vehículos con motor alternativo siguen un patrón muy desigual en todos los estados miembros de la UE, según los nuevos hallazgos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA). De hecho, la adopción por parte de los consumidores de vehículos eléctricos puros, híbridos enchufables y no enchufables, así como de vehículos a gas natural o hidrógeno, difiere mucho de un país a otro, como señala un informe reciente.

Por ejemplo, el número de vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables (vehículos eléctricos) vendidos el año pasado varió de solo 93 automóviles en Letonia (0,6% de cuota de mercado) a 67.504 en Alemania (2% de cuota de mercado), tal y como muestran los datos de ACEA.

Esta imagen es muy representativa, ya que la adopción del vehículo eléctrico por parte de los consumidores es particularmente baja en Europa Central y Oriental, Polonia, por ejemplo, apenas vende (0,2% de las ventas totales de automóviles de pasajeros). Una cuota de mercado de vehículos eléctricos de más del 1,5% es algo exclusivo de los países de Europa occidental.

Cuando se trata de vehículos eléctricos, el informe de ACEA destaca no solo una división este-oeste, sino también una marcada distinción norte-sur. De hecho, los automóviles eléctricos representan menos del 1% de las ventas totales en Italia y España, tercera y cuarta economías más grandes de la UE, respectivamente.

Claramente, la adopción del vehículo eléctrico se correlaciona con el nivel de vida de un país, con la mitad de todos los estados miembros de la UE con una cuota de mercado inferior al 1%. En solo cuatro países de la UE, los vehículos eléctricos representan más del 2,5% del mercado de automóviles.

El informe de ACEA también muestra que las ventas de automóviles a gas natural se concentran principalmente en Italia y Alemania (74% del total de la UE), y que los automóviles con pila de combustible representan una proporción insignificante de las ventas totales de automóviles de pasajeros de la UE por el momento.

Si se quieren alcanzar los extremadamente ambiciosos objetivos de CO2 para 2025 y 2030 establecidos por la UE, las ventas de todo tipo de vehículos con motor alternativo tendrán que recuperarse rápidamente en todos los estados miembros.