Linkener duplica el número de instalaciones fotovoltaicas en los primeros meses de 2021

Linkener duplica el número de instalaciones fotovoltaicas en los primeros meses de 2021
Linkener duplica el número de instalaciones fotovoltaicas en los primeros meses de 2021

La compañía  de software de control energético, Linkener ha duplicado el número de instalaciones fotovoltaicas instaladas en lo que llevamos de 2021, respecto al ejercicio de 2020, esto es un incremento del 200%. Mientras en 2020 el volumen se dio en instalaciones fotovoltaicas industriales y aisladas, en 2021 el mayor incremento se ha producido en instalaciones fotovoltaicas residenciales con un aumento del 700%. Y se ha conseguido instalar, en los primeros meses de 2021, un total de 525,64 kW en los tres conceptos (residencial, industrial y aislada).

La compañía, que estima un crecimiento por encima del 250% en el número de instalaciones fotovoltaicas para finales de 2021, centra en el sector residencial este incremento.

Ese crecimiento se debe al auge del sector fotovoltaico en los dos últimos años ya que la tecnología ha alcanzado la economía de escala y “los proyectos, como en el caso de Linkener, son rentables por si solos, puesto que en un rango de 5 a 7 años, la instalación se tiene amortizada y con un mantenimiento adecuado es posible superar los 30 años de vida útil”, explica el ingeniero industrial especializado en energía fotovoltaica de Linkener, Jorge Lorente.

Transición energética

Del mismo modo, añade que, a esta situación, se suma el hecho de que “las entidades gubernamentales y europeas han asumido la transición energética como un objetivo fundamental para las próximas décadas, y en este sentido, la fotovoltaica es una tecnología fundamental puesto que descentraliza, mediante el autoconsumo, la generación energética y está muy asentada”.

Otra de las ventajas para apoyar al sector fotovoltaico se ha producido con la aprobación de la Circular 3/2020 de 15 de enero de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que da un valor extra a la fotovoltaica. Hasta el momento, la fotovoltaica servía para minimizar el término de energía de la factura eléctrica, mientras que ahora, con las penalizaciones cuartohorarias en el termino de potencia, puede servir para hacer una reducción de la factura en el término de potencia y excesos de la misma en el sector industrial.

Disminución de la factura eléctrica con los excedentes

De este modo “se puede disminuir considerablemente la factura en una gran cantidad de industrias que tienen la potencia contratada limitada por las redes de suministro o que no están dispuestas a realizar una gran inversión en la adaptación del suministro eléctrico”, destaca Jorge Lorente de Linkener.

Además desde Linkener explican que “a las facilidades para aprovechar los excedentes se une el componente ideológico por el que la población, cada vez más, adopta una actitud responsable con las energías renovables. Pese a que el plazo de amortización en el sector residencial es algo superior al industrial, cada vez se están ejecutando más instalaciones en este ámbito”.