Los inversores GoodWe son un componente esencial en un proyecto de modernización urbana en Argentina

Los inversores GoodWe han sido instalados este año en un proyecto de 1 MW de potencia en Buenos Aires. La finalidad de este proyecto es proveer de electricidad limpia generada con energía solar a aproximadamente 1.000 nuevas viviendas; este proyecto incluye también la provisión de energía térmica y bombeo solar. Esta instalación es parte de un proyecto de rehabilitación urbana que actualmente se está llevando a cabo en una zona histórica de la capital argentina.

Por su exitosa trayectoria en instalaciones semejantes en otras partes del mundo, la propuesta de GoodWe, consistente en más de 100 inversores DT de 10 kW (apropiados para su uso en el sector comercial), fue seleccionada por uno de los EPC de mayor reputación en Argentina como la mejor opción en un competido proceso de selección. Este proyecto es ahora propiedad del gobierno del país y ha sido parcialmente financiado con el apoyo de instituciones internacionales que tradicionalmente utilizan criterios de selección de proveedores altamente demandantes. Según Wood Mackenzie, el año pasado GoodWe fue el séptimo mayor proveedor de inversores fotovoltaicos del mundo, lo que ha convertido a la empresa en un fuerte candidato para este tipo de proyectos.

GoodWe tiene una rica y valiosa experiencia en proyectos de lucha contra la pobreza en comunidades aisladas de China, en los cuales los inversores de la compañía han ayudado a las poblaciones locales a generar la electricidad que consumen y a tener una fuente de ingresos adicional derivada de la venta de excedentes de electricidad a la red. Este proyecto en Argentina es de una naturaleza técnica distinta pero tiene el elemento común de que la energía solar representa una herramienta práctica para la elevación de los niveles de vida de la población y la mejora de los espacios urbanos.

El área de instalación de este proyecto se localiza en una parte histórica de Buenos Aires en la que la población antes vivía en áreas atestadas. En partes como esas de la ciudad no era extraño ver tomas ilegales de electricidad, lo que representaba una importante carga para el gobierno local. Gracias a las nuevas viviendas que están siendo construidas de la mano con las nuevas instalaciones solares GoodWe, esta situación ha empezado a mejorar, permitiendo ahora a la comunidad generar por sí misma la electricidad que consumen. Este es un proyecto piloto que tiene el potencial de ser repetido en otros países.

El modelo de inversor DT de GoodWe fue diseñado específicamente para uso en tejados comerciales e industriales pero también se puede instalar en proyectos residenciales. La mayoría de los modelos DT instalados en este proyecto son de 10 kW de potencia y entre las razones por las cuales fueron seleccionados destaca su bajo peso, es un 30% más ligero que productos equivalentes en el mercado, así como su gran eficiencia y productividad. El cliente ha manifestado haber quedado impresionado con el gran desempeño del sistema SEMS de monitorización de GoodWe, que permite a los operadores ver con precisión la energía generada por el sistema.

Otro aspecto interesante de este proyecto es el hecho de que se ubica en Argentina, un país que ha experimentado un acelerado crecimiento de la energía solar en los últimos años y que se ha consolidado como el cuarto mercado fotovoltaico más grande de Latinoamérica. La industria energética de Argentina ha llevado a cabo profundos ajustes que han incluido la aprobación de nuevas regulaciones que dan incentivos a la expansión de la energía solar. Para GoodWe, Argentina se ha convertido en un mercado estratégico y la empresa continua comprometida a consolidar la confianza ganada y a expandir la marca en la vasta región latinoamericana.