Los líderes mundiales dan el pistoletazo de salida a una acción climática urgente en la COP26

Los líderes mundiales dan el pistoletazo de salida a una acción climática urgente en la COP26

Tras la tercera jornada de la COP26 celebrada ayer 3 de noviembre, los países han asumido compromisos sin precedentes para proteger los bosques, reducir las emisiones de metano y acelerar la tecnología verde.

Entre de las poderosas peticiones que se escucharon ayer en Glasgow, líderes mundiales, jóvenes y activistas hicieron hincapié en la urgencia de tomar medidas tangibles para mantener la perspectiva de frenar el aumento de la temperatura global a 1,5 ºC y crear resiliencia a los impactos climáticos.

114 líderes dieron un paso histórico en una reunión de líderes mundiales sobre bosques al comprometerse a detener e invertir la pérdida de bosques y la degradación de la tierra para 2030. El compromiso está respaldado por 12.000 M$ de financiación pública y 7.200 M$ de financiación privada.

Países como Canadá, Rusia, Brasil, que también aumentó su NDC ayer, China, Colombia, Indonesia y la República Democrática del Congo respaldaron la Declaración de los Líderes de Glasgow sobre los Bosques y el Uso de la Tierra. En conjunto, albergan el 85 % de los bosques del mundo, un área de más de 33 millones de kilómetros cuadrados que absorbe alrededor de un tercio del CO2 global liberado por la quema de combustibles fósiles cada año.

Este anuncio se vio reforzado por el compromiso de los directores generales de más de 30 instituciones financieras con más de 8,7 b$ de activos mundiales de eliminar las inversiones en actividades relacionadas con la deforestación. 

Ayer fue también la primera vez en la historia reciente que una COP acoge un evento importante sobre el metano, con 105 países, entre ellos 15 grandes emisores como Brasil, Nigeria y Canadá, que firmaron el Compromiso Mundial sobre el Metano. Este compromiso histórico, liderado por Estados Unidos y la Unión Europea, junto con la presidencia británica de la COP26, equivale al 40% de las emisiones mundiales de metano y al 60% del PIB mundial.

Más de 35 líderes mundiales también han respaldado y firmado la nueva Agenda de Avances de Glasgow (Glasgow Breakthrough Agenda), que hará que los países y las empresas trabajen juntos para ampliar y acelerar drásticamente el desarrollo y el despliegue de tecnologías limpias y reducir los costes esta década. Entre los firmantes se encuentran Estados Unidos, India, la UE, las economías en desarrollo y algunas de las más vulnerables al cambio climático, lo que representa colectivamente más del 50% de la economía mundial y todas las regiones.

El objetivo es hacer que las tecnologías limpias sean la opción más asequible, accesible y atractiva para todo el mundo en los sectores más contaminantes de aquí a 2030, apoyando especialmente al mundo en desarrollo para que acceda a la innovación y a las herramientas necesarias para una transición justa hacia las cero emisiones netas.

Los trabajos se centrarán en cinco sectores clave: energía, transporte por carretera, hidrógeno, acero y agricultura, que en conjunto representan más de la mitad del total de las emisiones mundiales y demuestran, además, cómo los países están pasando de los compromisos a la acción concreta.

Los líderes firmantes de los Avances de Glasgow (Glasgow Breakthroughs) también se comprometieron a debatir los avances mundiales cada año en cada sector a partir de 2022, con el apoyo de informes anuales dirigidos por la Agencia Internacional de la Energía en colaboración con la Agencia Internacional de Energías Renovables y los paladines del clima de alto nivel de la ONU, además de debates anuales de los ministros de todos los gobiernos convocados en torno a la Misión de Innovación y a los Ministerios de Energía Limpia. Este «proceso de control global» tratará de mantener y reforzar continuamente la cooperación internacional en toda la agenda a lo largo de esta década.

Líderes de Sudáfrica, Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania y la Unión Europea han anunciado una asociación innovadora para apoyar a Sudáfrica en una Transición Energética Justa Acelerada. Como primer paso, la asociación internacional ha anunciado que pueden ponerse a disposición 8.500 M$ en los próximos 3 a 5 años para apoyar a Sudáfrica, el productor de electricidad que más carbono produce en el mundo, para alcanzar el objetivo más ambicioso dentro de las contribuciones determinadas a nivel nacional mejoradas y ambiciosas de Sudáfrica.

Este paquete de apoyo, que reúne la financiación del sector privado y la experiencia del sector público para ampliar los proyectos de adaptación al clima en África, proporciona un apoyo vital ante las crisis climáticas que protege a los más vulnerables.

Los líderes plantearon la importancia de la adaptación a los impactos del cambio climático como una cuestión de supervivencia. Nuevos países presentaron Comunicaciones de Adaptación, que elevan a 2.300 millones el número de personas cubiertas por ellas y por los Planes Nacionales de Adaptación.

Junto a estas firmes señales de los líderes, los negociadores continuaron su crucial trabajo sobre los sistemas y las normas que sustentan la ejecución. Se han presentado los primeros borradores de los textos de negociación sobre muchos temas y los expertos están trabajando para encontrar un terreno común, animados por la clara dirección política de dichos líderes.